EEUU captura a presunto líder de Al Qaida en operativos en Libia y Somalia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

WASHINGTON, (AFP) – Estados Unidos prometió seguir combatiendo a los extremistas este domingo, luego de realizar el sábado dos operativos especiales contra jefes islamistas sospechosos de actos terroristas, uno en Libia, donde fue capturado un miembro de Al Qaida, y otro en Somalia contra un jefe de los shebab.

Un portavoz del Pentágono, George Little, confirmó el sábado de noche que miembros de las fuerzas especiales estadounidenses capturaron en Libia a Abu Anas al Libi, uno de los presuntos líderes de Al Qaida, buscado por Estados Unidos que lo acusa de haber jugado un papel clave en los atentados contra embajadas estadounidenses en Tanzania y Kenia en 1998.

El detenido está en manos del Ejército estadounidense en “un lugar seguro, al exterior de Libia”, precisó el portavoz, quién afirmó que la operación “fue aprobada por el presidente Obama”. El detenido podría ser transferido a Estados Unidos.

Abu Anas al Libi, de 49 años, está procesado por un tribunal de Nueva York por su presunta pertenencia a Al Qaida.

Tras la operativo, el secretario de Estado norteamericano John Kerry aseguró que su país “jamás dejará de perseguir a culpables de “actos de terrorismo”.

“Nosotros esperamos que esto deje claro que Estados Unidos de América jamás cesará en sus esfuerzos de atrapar a los culpables de llevar a cabo actos de terrorismo”, dijo desde Bali, Indonesia.

Libia pide explicaciones

El domingo, el gobierno libio pidió explicaciones sobre el operativo a Estados Unidos, y argumentó que no estaba al corriente de la operación militar que condujo a la captura de Abu Anas al-Libi el sábado.

La CNN, que citaba un responsable de Estados Unidos, había indicado con anterioridad que el gobierno libio estaba informado de esta operación, llevada a cabo a plena luz del día en Trípoli.

Esta captura pone fin a una búsqueda de más de trece años.

Abu Anas al Libi, de 49 años, miembro del Grupo Islámico de Combate Libio (Gici) antes de sumarse a Al Qaida, figuraba entre las personas más buscadas por el FBI, que ofrecía por su captura cinco millones de dólares, y podría ser juzgado en Estados Unidos.

Esta captura pone fin a una búsqueda de más de trece años.

Operación contra los shebabs de Somalia

Otra operación fue llevada a cabo en Soen la noche del viernes al sábado contra un líder islamista de los shebab, sin que haya quedado claro si fue capturado o asesinado.

“Puedo confirmar que ayer, 4 de octubre, personal militar estadounidense participó en una operación antiterrorista contra un conocido terrorista shebab”, dijo el sábado Little.

Según una autoridad estadounidense citado por The New York Times, probablemente el dirigente shebab haya sido matado, pero las fuerzas especiales fueron obligadas a retirarse sin poder confirmar su muerte.

Por su parte, el gobierno somalí mostró su apoyo a la intervención el domingo. El primer ministro Abdi Farah Shirdon, dijo en rueda de prensa que su gobierno cooperaba con sus “socios extranjeros en la lucha contra el terrorismo” y que esa cooperación “no era un secreto”.

“Nuestro principal interés es tener una Somalia en paz, liberada del terrorismo”, añadió.

La operación supone la intervención más importante de Estados Unidos en Somalia desde que fuera abatido hace cuatro años en la misma zona el dirigente de Al Qaida Saleh Ali Saleh.

Se produce después del ataque a un centro comercial de Nairobi por parte de las milicias islamistas que dejó 67 personas muertas.

Por su parte, las milicias shebab anunciaron haber sido atacadas en la noche del viernes al sábado por fuerzas especiales británicas y turcas que tenían como objetivo una de sus bases en el puerto somalí de Barawe (sur), uno de los pocos puertos aún controlados por los shebabs.

El portavoz de los shebab, Abdulaziz Abu Musab, interrogado por la AFP, habló de un muerto en las filas shebab y “numerosas víctimas” entre los atacantes.

Londres y Ankara desmintieron estos operativos.

A pesar de los reveses militares infligidos por el Ejército etíope y una fuerza de la Unión Africana a los shebabs estos dos últimos años en el centro y el sur de Somalia -en guerra civil desde 1991-, los islamistas siguen controlando amplias zonas rurales.

nur-aud/mba/ob/pt/ml/mmz/tm

 

© 1994-2013 Agence France-Presse

Síguenos por @800noticias