Comisión DDHH de la ONU investiga 14 ataques químicos en Siria | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

GINEBRA (AFP) – La Comisión de investigación de la ONU sobre violaciones de derechos humanos en Siria anunció el lunes en Ginebra que investigaba 14 supuestos casos de ataques químicos, que habrían sido cometidos desde septiembre de 2011, sin saber quién los habría causado.

“Investigamos 14 presuntos casos de uso de armas químicas, pero no hemos establecido la responsabilidad de los autores” de estos crímenes, declaró el presidente de la Comisión, Paulo Pinheiro, en una rueda de prensa en Ginebra.

El responsable indicó que dadas las dificultades en reunir evidencia, no era posible establecer de manera inmediata la responsabilidad de los ataques cometidos desde que la comisión de la ONU empezó su indagación, en setiembre de 2011.

El régimen de Damasco ha rechazado hasta ahora el acceso a Siria a esta Comisión de investigación de la ONU compuesta por cuatro personas, entre ellas la jurista suiza Carla del Ponte, ex fiscal del Tribunal Penal Internacional.

Los métodos de investigación de la Comisión de investigación de la ONU para Siria se limitan por eso a encuentros con refugiados sirios y entrevistas telefónicas o vía Internet con sirios en el interior y exterior del país.

Pinheiro indicó que el grupo está también examinando vídeos de ataques químicos en Siria, que dejó claro considera un crimen de guerra

El responsable de la comisión de la ONU para Siria recalcó que, aunque la atención del mundo se ha centrado en los ataques químicos, no se debe relegar a un segundo plano las consecuencias del uso de armas convencionales.

“La amplia mayoría de las víctimas del conflicto se debe a ataques ilegales con armas convencionales -repito: convencionales-, como armas de fuego y morteros”, dijo a la Comisión.

Acusado por varios países, como Estados Unidos y Francia, de haber llevado a cabo un ataque con armas químicas el pasado 21 de agosto cerca de Damasco, en el que murieron 1.400 personas, el presidente sirio Bashar al Asad se comprometió el 12 de septiembre a adherirse a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Mientras tanto, Estados Unidos y Rusia, país aliado de Siria, alcanzaron el sábado en Ginebra un acuerdo que requiere que Damasco entregue un inventario completo de sus armas químicas en los próximos días.

El acuerdo estipula también que Siria debe permitir que inspectores de la ONU visiten el país de aquí a noviembre, con vistas a destruir las armas hacia mediados del 2014.

La guerra civil en Siria, que estalló en marzo del 2011, ha causado más de 100.000 muertos y ha llevado al exilio a más de dos millones de refugiados, mientras millones han sido desplazados al interior de las fronteras del país.

Síguenos por @800noticias