AI exige a Venezuela no denunciar Convención Interamericana de DDHH | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

CARACAS (AFP) – Amnistía Internacional (AI) exigió este viernes a Venezuela “revertir inmediatamente” su denuncia, a partir del próximo martes, de la Convención Americana de Derechos Humanos porque es contrario a la Constitución y una “afrenta” a víctimas de violaciones a derechos humanos.

“Venezuela debe revertir inmediatamente su decisión de denunciar la Convención Americana de Derechos Humanos y comprometerse a la real protección de todas las personas”, señaló en un comunicado la oficina de AI en Caracas.

El 10 de septiembre entra en efecto la denuncia de Venezuela de la Convención, decidida un año atrás por el presidente Hugo Chávez, fallecido el 5 de marzo pasado, por lo cual las violaciones a los derechos cometidas en este país no podrán ser objeto de escrutinio de la CIDH ni de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH).

“La decisión es una afrenta a las víctimas de violaciones de derechos humanos (…) va en contra de la propia Constitución venezolana, que garantiza el acceso a órganos internacionales para solicitar amparos”, dijo Guadalupe Marengo, directora adjunta del Programa América de AI.

El gobierno venezolano decidió denunciar ese instrumento interamericano por considerar que las resoluciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte IDH se habían convertido en “un brazo del imperio para agredir a Venezuela”.

Amnistía, con sede en Londres, estimó que la decisión de Venezuela es “contradictoria” porque ha llamado a países a ratificar instrumentos de defensa de derechos humanos dentro del Mercosur y la Unasur, pero “priva a sus habitantes de la posibilidad de acceder a una de sus instancias de protección”.

Aún cuando se retire, Venezuela debe responder a los casos que hayan sido presentados previo a que tenga efecto la denuncia de la Convención.

El líder opositor venezolano Henrique Capriles, gobernador de Miranda (norte), ha anunciado que acudirá a la CIDH, con sede en San José, antes del 10 de septiembre para denunciar un supuesto fraude en la elección presidencial del pasado 14 de abril.

Los comicios fueron ganados por el presidente Nicolás Maduro por una diferencia de 1,49% puntos porcentuales, resultado que fue impugnado por la oposición ante el Tribunal Supremo de Justicia, que la declaró improcedente.

La Comisión analiza los casos y emite recomendaciones no vinculantes y puede elevar los procesos ante la Corte IDH, cuyos fallos deben ser acatados por los Estados signatarios de la Convención.

Síguenos por @800noticias