70% de los argentinos no avalan el proyecto de la mandataria peronista | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su partido, el Frente para la Victoria (FPV), se enfrentaban ayer al sinsabor tras las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) del domingo, cuyos resultados dejaron claro que casi 70% de los argentinos no avalan el proyecto de la mandataria peronista.

A pesar de que el FPV logró capitalizar 26,31% de los votos a escala nacional (5,9 millones), de un padrón general de 30 millones, perdió en los distritos con mayor población electoral.

“Los frentes alrededor del radicalismo y el socialismo suman 25%, casi lo mismo que el FPV. El peronismo disidente suma otro 24%. En la centroderecha, el PRO y sus aliados tienen 7% y la izquierda 6%. Si el resultado del 11 de agosto se repitiera el 27 de octubre, el FPV perdería dos o tres bancas en diputados y cuatro o cinco en senadores”, estimó Rosendo Fraga, director del Centro de Estudios Nueva Mayoría.

En la provincia de Buenos Aires, considerada clave por ser la primera en cantidad de votantes (37%), se impuso el opositor Sergio Massa, del Frente Renovador, que alcanzó el 35,05% de los votos ante el kirchnerista Martín Insaurralde, quien obtuvo el 29,05%.

En las provincias de Córdoba y Santa Fe, segunda y tercera en cantidad de electores respectivamente, el kirchnerismo tuvo derrotas fuertes. 

En la ciudad de Buenos Aires, cuarto distrito con mayor padrón electoral, venció la coalición de centroizquierda UNEN, tanto en la elección de diputados como senadores, imponiéndose frente a la Unión Cívica Radical (UCR), Propuesta Republicana (PRO) y el FVP.

En Mendoza, quinto distrito con más votantes, ganó el exvicepresidente Julio Cobos (2007-2011) abanderado de la UCR con 44,1% frente al 26,5% del FPV.

Incluso, el FPV quedó en tercer lugar en la provincia de Santa Cruz, de dónde era oriundo el fallecido Néstor Kirchner, en la cual ganó la UCR.

“La definición de la elección ha sido política y ha sido un voto de rechazo a reformar la Constitución”, señaló Fraga. 

Fernández de Kirchner, que fue reelecta en 2011 con el 54%, encabeza su segundo mandato y sus contrarios le critican la radicalización de su gestión, la incapacidad para timonear eficazmente la economía y rechazan que quiera aplicar un “chavismo” a la argentina. 

“El 70% de la Argentina le votó en contra. Está claro que el modelo de ella no lo quiere la Argentina. Con los ataques contra la prensa, la justicia, nacionalizaciones, el giro hacia el chavismo… La propia sociedad argentina y las instituciones le marcaron límites”, afirmó el analista Ignacio Fidanza, del sitio weblapoliticaonline.com.

El domingo en la noche, Fernández de Kirchner dijo que los números le permitirán al FPV mantener e inclusive aumentar su mayoría en el Congreso.

Sin embargo, al quedar sepultada la idea de una segunda reelección de la mandataria, se abre en el peronismo el debate sobre la sucesión, lo que ocasionará que los liderazgos provinciales realineen posiciones, y no se descarta que algunos puedan pasarse a la disidencia.

 

Información El Universal

Síguenos por @800noticias