Papa viaja a Brasil sin temor por manifestaciones de protesta | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

CIUDAD DEL VATICANO (AFP) – El papa Francisco emprende el lunes un viaje de siete días a Brasil durante el cual presidirá numerosos eventos públicos pese a la convocación de manifestaciones de protesta en ese país y sin temor por su seguridad, por lo que circulará en Río de Janeiro en un todoterreno blanco descubierto.“Vamos a Brasil muy tranquilos, seguros de que las autoridades tienen la capacidad de administrar la situación. Sabemos que las manifestaciones no son dirigidas contra el papa y la Iglesia”, aseguró este miércoles el vocero del Vaticano, padre Federico Lombardi durante la conferencia de prensa para ilustrar el programa del primer viaje al exterior del primer pontífice latinoamericano para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud.

Más de un millón de jóvenes provenientes de 170 países, en particular de América Latina, deberán asistir al encuentro en Río de Janeiro.

“El Vaticano tienen gran confianza en las autoridades que deben tomar las medidas necesarias. En este momento no pensamos que se presentarán inconvenientes para las JMJ. Todos entienden que el papa lleva un mensaje de solidaridad”, aseguró Lombardi.

Para la llegada el lunes del primer papa latinoamericano de la historia, que celebra su primer viaje al exterior, el grupo Anonymous Rio convocó una manifestación frente a la sede del gobierno de Rio de Janeiro, durante la reunión que el pontífice tendrá con la presidenta Dilma Rousseff.

La convocatoria fue realizada a través de Facebook y llama a protestar “contra los gastos públicos de 180 millones de reales (unos 90 millones de dólares)” para la visita del papa, contra el gobernador de Rio, Sergio Cabral, y otros altos cargos estatales, así como “contra la violencia desmedida de la policía en las protestas” callejeras que llevaron a más de un millón de brasileños a la calle en junio y “por un estado laico”.

En junio, en plena Copa Confederaciones, más de un millón de brasileños se volcaron a las calles exigiendo castigos contra los políticos corruptos y más inversiones en educación, salud y transporte, en vez de en estadios para el Mundial de fútbol de 2014.

 

“No se ha despilfarrado dinero”

Para las autoridades del Vaticano, los gastos efectuados para la visita papal sirven para proporcionar “servicios ante un evento que la mayoría de la población aprecia”, aseguró Lombardi.

“No se ha despilfarrado dinero”, comentó.

Francisco decidió no utilizar el papamóvil blindado que empleaban sus predecesores durante su permanencia en Brasil ya que desea tener un contacto directo con los jóvenes que asisten a la JMJ.

“Es una decisión del papa”, contó este miércoles el portavoz del papa, padre Federico Lombardi.

El papa utilizará, en cambio, el todoterreno blanco descubierto con el que recorre habitualmente la plaza de San Pedro durante las audiencias generales de los miércoles.

“Se trata del mismo vehículo. Es que se siente bien teniendo un contacto directo” con los jóvenes, explicó Lombardi.

Según el cargado programa papal, Francisco tendrá muchas ocasiones para darse un baño de multitudes a lo largo de su permanencia en Brasil, del 22 al 28 de julio.

El papa contará también con otro todoterreno verde, como reserva. Los dos automóviles fueron enviados a Brasil desde Italia.

La agenda del papa en Brasil fue ampliada con respecto a la elaborada por Benedicto XVI, quien renunció al papado en febrero pasado.

“El programa fue adaptado, intensificado y enriquecido para ciertos eventos”, adelantó Lombardi.

Tras su llegada el lunes a Brasil, el papa descansará el martes y viajará en helicóptero el miércoles de Río de Janeiro al santuario de Aparecida, en el Estado de San Paolo, uno de los más visitados de América Latina.

“Es una visita que Francisco deseaba mucho realizar”, explicó Lombardi.

El papa visitará también una favela, se reunirá con los obispos del Consejo Episcopal Latino Americano (CELAM) e invitó a cinco jóvenes reclusos para un encuentro en el palacio episcopal.

También visitará un centro que acoge a jóvenes sin recursos, y que está especializado en recuperación de dependencia de drogas y alcohol.

Francisco saludará a todos los periodistas que viajarán con él en el vuelo papal de Alitalia, pero su portavoz advirtió que “no desea dar entrevistas ni ruedas de prensa”, al contrario de sus predecesores Juan Pablo II y Benedicto XVI.

Francisco es el tercer papa que visita Brasil. Juan Pablo II lo hizo en cuatro ocasiones y Benedicto XVI una.

Respetando su estilo sencillo y austero, Francisco evitará estar acompañado por políticos locales , cenará con sacerdotes de base y se dirigirá en sus discursos en español o portugués.

“Algunas veces también en italiano”, adelantó Lombardi.

Síguenos por @800noticias