La investigación europea sobre Apple hace subir la presión en Irlanda | 800Noticias
800Noticias
Economía

DUBLÍN, (AFP) – Una investigación europea sobre el monto de impuestos que paga Apple en Irlanda está provocando nerviosismo en Dublín, que tiene un marco fiscal para las empresas muy ventajoso que le ha ayudado a salir de la crisis.

El gobierno irlandés debe presentar su proyecto de presupuestos este martes, y los observadores escrutan cualquier cambio a su sistema fiscal.

Las autoridades irlandesas y los dirigentes del gigante informático estadounidense afirman enérgicamente que su acuerdo sobre la fiscalidad de la sede europea de Apple, en Irlanda, no es ningún subsidio disfrazado.

Pero la investigación en curso de la Comisión Europea vuelve a provocar debates sobre la tasa del 12,5% que deben pagar las empresas en Irlanda, un porcentaje muy bajo comparado con otros socios europeos.

Irlanda ya ha sido calificada de “paraíso fiscal” durante audiencias en el Senado estadounidense sobre los multimillonarios beneficios que registra Apple desde hace varios años.

Apple negoció con Irlanda su primer acuerdo fiscal en 1991, enmendado en 2007.

“El gobierno (irlandés) está pasando de puntillas, debe tranquilizar a la comunidad internacional sin dejar de ser un lugar que acoge a los inversores” escribe el editorialista Ian Kehoe en el Sunday Business Post.

“Se producirán cambios a través del presupuesto”, asegura.

Las discusiones, sin embargo, giran en torno a cómo aplicar esa sacrosanta tasa del 12,5%, que los políticos irlandeses no quieren cambiar.

“El debate es sobre cómo interactúa la administración fiscal de las empresas con las grandes multinacionales”, señala Michael McGrath, portavoz del partido opositor Fianna Fáil (centroderecha).

 

– 285.000 empleos –

 

Durante audiencias en el Senado estadounidense, los dirigentes de Apple reconocieron que solo pagan una tasa de impuesto efectiva del 2% en Irlanda. Una de las filiales irlandesas de la marca pagó 10 millones de dólares en 2011, cuando su volumen de negocios fue de 22.000 millones de dólares.

Según Seamus Coffey, experto en cuestiones fiscales de la Universidad de Cork, los miles de millones de beneficios que son citados a menudo en el caso de Apple “se refieren a la propiedad intelectual, que no tiene su sede en Irlanda”.

Los derechos de propiedad intelectual (marca, diseño y patentes) están registrados en otros países y son vendidos a las filiales del grupo. Por eso la filial en Irlanda puede deducir esos pagos de su impuesto de sociedad cada año.

Ese sistema en líneas generales es conocido como el “doble irlandés” y es utilizado por otras multinacionales estadounidenses que registran así sus beneficios en paraísos fiscales a través de Irlanda, en algunos casos incluso sin pagar impuestos en este último país mediante complejas transferencias de derechos y costos entre filiales.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) pidió a Irlanda que interrumpa esas prácticas.

Pero el ministro de Finanzas irlandés, Michael Noona, jura que Irlanda no tiene “nada que temer” de la OCDE, y aboga por no responder “con pánico” a las investigaciones en curso.

Más de 1.000 multinacionales están instaladas en Irlanda, donde emplean directamente o indirectamente a unas 285.000 personas, en un país de 4,5 millones de habitantes.

Síguenos por @800noticias