Espejito, espejito, ¿cuál es el perro más bonito? | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

GINEBRA (AFP) – Grandes, pequeños, pelones, lanudos, pero todos acicalados primorosamente. Más de 11.000 perros de toda Europa esperan conseguir este domingo en Ginebra el título del perro más bonito en el mayor concurso canino del continente.

“Lo más importante es el aspecto”, dice Steinar Balken mientras cepilla cuidadosamente el sedoso pelo blanco de su Sptiz japonés de cinco años al que llama AL-x.

“Peinarlo también tranquiliza, tanto a él como a mi”, dice este noruego de 58 años que se agacha para frotar su nariz con el hocico de Al-x, que se balancea en una pequeña mesa plegable, indiferente a la música, a los ladridos de sus congéneres y a los intermitentes aplausos del palacio de exposiciones, en las afueras de Ginebra.

Esta bolita blanca de lana de cabeza y orejas puntiagudas va a entrar pronto a la cancha con el propósito de añadir un título europeo al mundial que cuelga de su collar este año.

Dientes, pelo, postura. El jurado estudia cada detalle, primero clasificando cada una de las 230 razas representadas en este evento de tres días, y después en 10 grupos y finalmente, este domingo por la noche, designará al perro ganador.

Pese a la larga lista de estándares científicos, el organizador del evento Laurent Pichard reconoce que la “interpretación humana de la belleza” también cuenta a la hora de tomar la decisión.

Para los propios perros, el camino a la gloria sin duda es estresante. Muchos esperan horas metidos en jaulas antes de empezar el proceso de acicalamiento, que a menudo incluye sesiones de rulos, productos de belleza e incluso perfumes.

La larga espera se ve interrumpida por pequeñas salidas a uno de los tres amplios “baños para perros” instalados fuera del recinto, o paseos entre multitud de pabellones con todo tipo de productos para caninos, mientras olfatean los charquitos de orina que hay en el suelo durante su recorrido.

Una vez en el escenario, la presión aumenta: el perro primero está inmóvil mientras su adiestrador, vestido impecablemente, coloca sus patas, cabeza y le pone la cola hacia arriba.

Entonces juntos, caminan y corren en círculo para mostrar el elegante caminar del canino.

No hay premios en metálicao, pero la “pareja” ganadora recibe entradas para Orlando, en Florida, para participar en el campeonato del mundo.

“Los criadores lo hacen por su propia satisfacción personal”, explica Pichard.

Sin duda es el caso de Balken, que con Al-x participa en una media de 30 concursos por año. “Es genial usar recursos y tiempo en lo que te gusta. Siempre que el perro esté contento con lo que hace, está bien”.

“No tengo tiempo de hacer muchas más cosas”, admite.

Sentado en una silla de pasto con tres grandes pastores Bergamasco a sus pies, el criador italiano Camillo Capitanio dice que le gusta participar en estos eventos sobre todo para concienciarse de que sus animales son de una “viejísima raza” que con su pelo largo pelo enmarañado hasta asustan un poco.

La belleza no es lo único que se tiene en cuenta. También entran en juego las habilidades de los perros, como saber bailar.

“Hay algunos paralelos con el patinaje”, dice la instructora de perros bailarines Christiane Buhler, tras mostrar lo que sabe hacer con un pequeño Schipperke negro.

Una de sus estudiantes, de más de 80 años, también baila alrededor del ring con su golden retriever, que hace volteretas, corre en círculos y camina con su rabo entre las piernas.

“Tanto los propietarios como los perros se divierten”, dice Buhler.

No todo el mundo opina lo mismo sobre este tipo de exhibiciones.

“Los perros son animales inteligentes y complejos, y no son juguetes”, dice PETA, el grupo de defensa de los animales, en un correo electrónico enviado a la AFP, en el que considera que las exhibiciones como la de Ginebra son “degradantes” y alerta de que los productos de belleza de los animales podrían dañar su salud.

Sylvie Menetrey, una entrenadora de perros y una comentadora de la exhibición no está de acuerdo, y asegura que el entrenamiento que se necesita para llegar a una exhibición de perros favorece el desarrollo del animal.

“Es genial amar, alimentar y caminar con tu perro, pero los perros tienen cerebro y necesitan usarlo para aprender cosas”, dice antes de asegurar que “eso les hace felices”.

Síguenos por @800noticias