Las petroleras asiáticas son las estrellas en la primera licitación del “presal” en Brasil | 800Noticias
800Noticias
Economía

RÍO DE JANEIRO  (AFP) – Las compañías petroleras asiáticas, sobre todo las chinas CNOOC y CNPC, serán las vedettes de la primera licitación que Brasil realiza, el próximo 21 de octubre, de sus gigantescas reservas descubiertas hace seis años en aguas profundas y conocidas como “presal”, señalan los expertos

“Los mercados esperan que las compañías asiáticas -ávidas por asegurarse reservas de crudo- sean las estrellas de esta subasta porque las ‘mayores’, las grandes petroleras estadounidenses, no van a participar”, declaró a la AFP Carlos Assis, responsable del Centro de Energía y Recursos Naturales de la consultora Ernst&Young.

El campo que irá a subasta es el de Libra, ubicado en aguas ultraprofundas en la cuenca de Santos (sureste), con reservas recuperables de petróleo de entre 8.000 y 12.000 millones de barriles, según la Agencia Nacional de Petróleo (ANP).

El ministro de Hacienda, Guido Mantenga, dijo el jueves que su país espera inversiones de 180.000 millones de dólares con ese campo en los próximos 35 años.

La subasta

Once empresas, entre ellas la estatal brasileña Petrobras, pagaron cada una más de dos millones de reales (unos 900.000 dólares al cambio actual) para participar en la licitación del campo que podrá producir hasta un millón de barriles de petróleo por día (b/d) en cinco años, la mitad de la producción total del país actualmente.

El Estado brasileño deberá recibir al menos un 41,6% del petróleo producido, según el contrato establecido por la ANP.

De las once empresas interesadas, siete están entre las de mayor valor de mercado del mundo: China National Corporation (CNPC, 2ª), la anglo-holandesa Shell (3ª), la colombiana Ecopetrol (6ª), Petrobras (7ª), la francesa Total (8ª), China National Offshore Oil Corporation (CNOOC, 10ª), y la chino-española Repsol/Sinopec (Sinopec, 11ª), precisó la entidad gubernamental.

La primera licitación del “presal” en Brasil genera grandes expectativas en el país, pero también oposición de algunos sectores.

Trabajadores de Petrobras iniciaron una huelga por tiempo indefinido el jueves para exigir la “suspensión inmediata” de la subasta. Denuncian “riesgos sobre la soberanía” y “pérdidas” para Brasil “si petroleras internacionales se apropian de Libra”.

Petrobras, por su parte, aseguró que tomó las providencias del caso y garantizó tanto las operaciones como el abastecimiento de combustible en el mercado.

Unos 100 activistas de movimientos sociales ocuparon el viernes la sede del Ministerio de Energía en Brasilia, también en protesta contra la subasta.

Ante la posibilidad de protestas, el Ejército de Brasil reforzará la seguridad tanto en las inmediaciones como en el lugar de la licitación, que se realizará en un hotel de Río de Janeiro, según informó el Ministerio de Defensa.

Petrobras, el único operador

Controlada por el Estado, Petrobras será la única operadora (encargada de la extracción) y tendrá el 30% de participación mínima en las concesiones de Libra, y de las siguientes que puedan otorgarse en el “presal”, después de una ley aprobada en 2010.

Esta nueva ley, a iniciativa del entonces presidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2010), crea un fondo con las regalías petroleras que serán destinadas en buena parte a salud y educación.

La ANP entrega en concesión el 70% restante y la subasta será adjudicada a la empresa o consorcio que ofrezca la mayor cantidad de petróleo al Estado brasileño por encima del mínimo.

Un estudio de la consultora Ernst & Young concluyó que “la expectativa de los mercados es que las sociedades chinas propongan entregar al menos un 50% del petróleo producido” al Estado brasileño.

Brasil anunció en 2007 el descubrimiento de estos yacimientos a gran profundidad en su costa, extendidos en un área de 149.000 km2.

Libra ocupa un área de 1.500 km2 en la cuenca de Santos, a 183 km de la costa.

“Con excepción de Shell (Inglaterra-Holanda) y de Total (Francia), las ‘mayores’ no participan en razón de una serie de factores de riesgo, como la dificultad de extracción, riesgo geológico o el porcentaje de petróleo que se entregará al Estado”, expresó Assis, para quien otro factor que desalienta a los inversionistas es que será creada otra estatal brasileña para gestionar el “presal”.

Para el experto en planificación energética de la Universidad Federal de Rio (COPPE/UFRJ), Alexandre Szklo, las subastas servirán “de ensayo” para el futuro del “presal”.

El analista justificó una mayor presencia estatal en esta licitación por el hecho de que se trata de “un campo prometedor con riesgo geológico bajo”.

 

Síguenos por @800noticias