Déficit fiscal obliga al Gobierno a prever devaluación del bolívar | 800Noticias
800Noticias
Economía

Presionado por un severo desajuste donde los gastos del Gobierno superan en 15% del PIB al ingreso la administración de Nicolás Maduro prevé devaluar la moneda para obtener más bolívares por cada dólar y así disminuir la brecha.

Además, la nueva inmersión del bolívar luce inminente tras el desplome de 28% sufrido por las reservas internacionales en 2013 y el salto de la inflación, que ha convertido al dólar a 6,30 bolívares en la mercancía más barata después de la gasolina.

Fuentes señalan que el gabinete económico trabaja sobre dos escenarios. Uno considera deslizar el tipo de cambio a 6,30 bolívares hasta un monto que ronda 11 bolívares por dólar y elevar la tasa del Sicad a una cifra cercana a los 16 bolívares.

La idea es que alimentos básicos y medicinas se importen a la tasa más barata y el resto de la economía se ajuste al dólar más caro. De esta forma, consideran los técnicos, el mercado podría recibir una cantidad suficiente de divisas y el dólar negro perdería peso en la fijación de los precios.

El segundo escenario contempla mantener el tipo de cambio oficial de 6,30 bolívares para una lista de bienes básicos y las importaciones que realiza el sector público, mientras que el resto de la economía obtendría las divisas en el Sicad a un tipo de cambio cercano a 16 bolívares por dólar.

El impacto 

En los dos escenarios la inflación recibirán un impulso adicional porque al encarecerse el dólar también aumenta el precio de productos importados que resultan esenciales para mantener la oferta y evitar que la escasez continúe apoderándose de los anaqueles.

Otro factor a tomar en cuenta es que la devaluación no corrige del todo el desajuste entre ingresos y gastos del Gobierno, por lo tanto, muy probablemente el Banco Central seguirá imprimiendo billetes para financiar al Ejecutivo y más bolívares detrás de la misma cantidad de productos se traduce en alzas de precios.

Ecoanalítica proyecta que en el escenario donde el tipo de cambio a 6,30 bolívares desaparece el Gobierno obtendría un ingreso equivalente a 7% del PIB a través de la devaluación.

Si se toma la opción de preservar el dólar a 6,30 bolívares para las importaciones prioritarias y las que realiza el sector público el beneficio se reduce a solo 1,7% del PIB.

¿Es posible no devaluar? Esta opción implicaría restringir de una manera bastante severa la cantidad de dólares que se le entrega al sector privado y que el Banco Central imprima una cantidad de billetes exorbitante para financiar al Gobierno, algo que impulsaría velozmente los precios.

En 2013 la inflación registró un salto de 56,2% que representa la quinta inflación más alta desde 1950 y firmas como Ecoanalítica pronostican que en 2014 el salto podría estar en torno a 70%.

Maduro se adelanta 

El Presidente Nicolás Maduro explicó que el Gobierno prepara medidas en el terreno cambiario afirmando que en este tema “hay un conjunto de decisiones que vamos a seguir implementando”.

Añadió que “si tenemos que pedir la comprensión de nuestra patria para determinados temas y problemas la pediremos por la calle del medio” y reiteró que “la burguesía parasitaria perforó los mecanismos de control más allá de lo que pensábamos. Vamos a corregir eso a fondo”.

“Tengo la voluntad de cortar de raíz el rentismo parasitario”, aseguró Nicolás Maduro, y recalcó que no es urgente el incremento de la gasolina.

“En el tema del ajuste de los combustibles no hay apuro. Los que dicen que viene como una medida fiscalista es falso, no necesitamos de ese aumento para cubrir las inversiones, los aumentos de salario y las pensiones. Pero tenemos que cobrar los hidrocarburos que vendemos en el país”.

 

Información El Universal

Síguenos por @800noticias