Mercedes-Benz se sube a la moto | 800Noticias
800Noticias
Tecnología

Ya había hecho algún intento previo, por medio de un acuerdo de colaboración con Ducati, pero sólo ahora parece que Mercedes va a entrar en el mundo de la moto.

Y lo hará a través de una marca mítica como es MV Agusta, dominadora de los circuitos mundiales en las grandes cilindradas en los años 60, con pilotos como John Surtees, Mike Hailwood, Giacomo Agostini y Phil Read.

Y es que, al parecer, el fabricante alemán de automóviles, vehículos industriales y comerciales, tiene ya acordado adquirir una participación que podría llegar al 25% en el fabricante italiano, aunque algunas fuentes lo dejan en un 15%.

Con esta operación, que será anunciada oficialmente el próximo 4 de noviembre, coincidiendo con la apertura del Salón de Milán de la Moto, Mercedes se coloca a la altura de sus dos directos competidores premium alemanes: BMW y Audi.

La primera de ellas ha tenido desde siempre una división de motocicletas que, con el paso de los años, se ha ido haciendo más y más premium y ha contribuido positivamente al negocio y a la imagen del grupo. Por ejemplo, en 2013 vendió más que nunca (115.215 unidades) e ingresó más de 1.500 millones, con un beneficio operativo de 79 millones de euros.

Además, la compañía muniquesa se hizo en 2007 con la austriaca Husqvarna, especializada en modelos de campo, aunque la aventura no terminó bien: en 2013 se deshizo de ella para vendérsela a la también austriaca KTM.

Audi decidió imitarla y a mediados de 2012 se hizo con Ducati, por la que desembolsó 860 millones de euros y a la que está respaldando incluso en su actividad deportiva en MotoGP. Al margen de que está potenciando la aparición de nuevos modelos. De hecho, el interés del Grupo VW -donde se integra Audi- no era nuevo. En 2008, el entonces presidente del consorcio, Ferdinand Piëch, ya aseguró que había sido un error no comprar al fabricante italiano en los años 80, cuando estuvo a punto de desaparecer.

Curiosamente, hasta que Audi se hizo con Ducati, Mercedes parecía ser la mejor colocada a través de su división deportiva y de preparaciones AMG, que será quien controle la participación en MV Agusta. La cuestión es que, dado el pedigrí del fabricante italiano,Mercedes también va a poder ofrecer un producto de dos ruedas de alto nivel, cuyo cliente tipo es el mismo que el de los coches más caros de sus gamas.

MV Agusta es actualmente propiedad de la familia Castiglione.Hasta 1977 había pertenecido a los Agusta, aunque fue el conde Vincenzo quien desarrolló la marca de motos. EN 1977 fue comprada por Cagiva, que acabó denominando al grupo que había creado como MV. Posteriormente pasó por las manos de Protón, de Gevi SpA y Harley Davidson, hasta que fue adquirida por Claudio Castiglione.

En la actualidad la dirige su hijo Giovanni, que ha puesto en marcha un plan industrial destinado a incrementar la producción de 9.500 unidades previstas para este año, a las 20.000 en 2017, lo que debería elevar la facturación a más de 200 millones de euros.

Este plan necesita una financiación de unos 30 millones, que serán aportados por los alemanes a través de su entrada en el capital.Mercedes (con AMG) pretende colaborar en el desarrollo de nuevos motores y, principalmente, en la parte comercial, ofreciendo su amplia red de concesionarios.

La operación de Mercedes y MV Agusta ha sido menos agresiva que la de Audi con Ducati. La marca de la estrella ha preferido adquirir una participación minoritaria y dejar a los Castiglione seguir con su trabajo antes de hacerse con el 100% de la empresa. Un poco de la misma forma en que han entrado en Aston Martin, a la que, además, van a suministrar los motores para la próxima generación de modelos.

 

Información http://www.elmundo.es/motor/2014/10/21/54467ea3e2704e64518b4590.html?cid=MOTB23701=obinsite

Síguenos por @800noticias