Otros 8 estudiantes fueron detenidos en Mérida | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Los estudiantes de las Universidades de Los Andes y la Universidad Experimental del Táchira acordaron, este lunes, asistir a clases y hacer acciones de calle de forma pacífica para solicitar la liberación de las cinco personas (cuatro estudiantes y una mujer comerciante) detenidas la semana pasada por los hechos de violencia a la residencia de gobernadores. La decisión se tomó en las asambleas en las cuales participaron estudiantes de la Universidad Católica del Táchira.

Como parte de las acciones de calle, los jóvenes de la UNET marcharon por las diferentes avenidas hasta llegar a la vigilia que se desarrolla en la avenida Carabobo donde está un grupo de personas también solicitando la libertad para los detenidos que enviaron a la cárcel de Coro.

Junior Guerrero, estudiante de la Católica del Táchira, rechazó el cierre de esa casa de estudios, al tiempo que reiteró que se mantendrán acciones de calle de forma pacífica para solicitar la libertad de sus compañeros. De igual modo, Héctor Peña de la UNET, ratificó el compromiso de los estudiantes a continuar las marchas pacíficas. Como parte de las distintas actividades por los cinco detenidos, en la Plaza Bolívar de Rubio en el municipio Junín, se iniciará una vigilia.

Pese a que en ambas casas de estudio hubo un acuerdo de actuar de forma pacífica, un pequeño grupo quemó cauchos en las afueras de la UNET. También, en el Politécnico Santiago Mariño hubo protestas.

Protestas en Mérida

En la tarde de ayer las protestas estudiantiles se intensificaron en la ciudad y hubo enfrentamientos entre policías y estudiantes, con nuevos detenidos. Las inmediaciones del viaducto Campo Elías, calle 26, avenida Cardenal Quintero y la esquina del Centro Comercial Yuan Lin, fueron escenarios de los enfrentamientos.

De la batalla campal resultaron detenidas ocho personas, quienes aún no han sido identificadas. Jóvenes, de 18 y 19 años de edad, fueron llevados por funcionarios de PoliMérida a la Gobernación. En la mañana estudiantes de la ULA-Mérida marcharon exigiendo la libertad de compañeros detenidos en Coro. Llegaron hasta la Gobernación para decirle al mandatario regional Alexis Ramírez que “no somos delincuentes”.

En la tarde, el Tribunal 1° de Control de Mérida privó de libertad al oficial agregado de la Policía estatal, José Guerrero Saavedra (35), por supuesto homicidio frustrado del estudiante José Gregorio Suárez, ocurrido el pasado viernes 07.

En horas de la noche de este lunes las autoridades universitarias indicaron que han dado a cada decano, por facultad, la libertad de decidir si aplican la suspensión de clases si se mantienen los cuadros de violencia.

Fuente: El Universal

Síguenos por @800noticias