Uruguay implementa tratado para combatir contrabando de tabaco | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Montevideo | AFP | Uruguay dio este jueves un paso más en su firme lucha antitabaco al anunciar la implementación del “Protocolo para la eliminación del comercio ilícito de productos de tabaco”, un tratado internacional ratificado recientemente por el congreso del país sudamericano .

 

Después de prohibir totalmente la publicidad de cigarrillos y otros derivados del tabaco, Uruguay dirige su mirada hacia el contrabando, adelantó la ministra de Salud de Uruguay, Susana Muñiz, en rueda de prensa.

“Cuando el parlamento aprobó la prohibición absoluta de la publicidad del tabaco, hubo quienes dijeron que aumentaría el contrabando. Pues nosotros decíamos: el parlamento tiene otra herramienta más, que es éste protocolo”, expresó Muñiz.

El documento, adoptado en 2012 por los estados parte del Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS), establece las directrices para “eliminar todas las formas de comercio ilícito de productos de tabaco”.

Prevé, entre otros mecanismos, un régimen de licencias para los vendedores, sistemas de seguimiento de todos los productos de tabaco que se fabriquen o importen en el país, controles para las zonas francas y la venta de estos productos a través de internet o en zonas libres de impuestos.

Asimismo, define las infracciones asociadas a esta actividad, que cada país aplicará de acuerdo con sus leyes nacionales, y prevé un régimen de cooperación internacional entre los países que ratificaron el documento.

Hasta el momento el tratado ha sido ratificado por cinco países. Nicaragua lo hizo en diciembre de 2013, Uruguay en septiembre de este año y en octubre lo ratificaron Mongolia, Gabón y Austria.

Para Uruguay, la implementación de este tratado significa un nuevo avance en sus estrictas políticas antitabaco.

El congreso aprobó en julio pasado una norma que prohíbe toda publicidad y exhibición de estos productos -inclusive en sus centros de venta-, lo cual endureció la estricta política que Uruguay comenzó a aplicar en 2006 cuando prohibió fumar en espacios públicos.

Al tiempo que ha permitido reducir las tasas de tabaquismo, estas leyes enfrentaron al país con la gigante tabacalera multinacional Philip Morris, que en 2010 inició un litigio ante el órgano de arbitraje del Banco Mundial (CIADI).

La tabacalera acusa a Uruguay de violar un tratado de protección de inversiones firmado por el país sudamericano con Suiza, donde tiene su casa matriz.

La empresa cuestiona que la legislación uruguaya limita a las tabacaleras la divulgación de un único producto por marca, y también por elevar a 80% el porcentaje de la superficie de los paquetes reservada a mensajes con advertencias contra las consecuencias del tabaquismo.

 

Síguenos por @800noticias