Sudán: gobierno y rebeldes se acusan mutuamente de violar cese del fuego | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

JUBA, (AFP) – El gobierno y los rebeldes de Sudán del Sur se acusaban mutuamente el domingo de violar el cese del fuego unas horas después de su entrada en vigor, con lo que disminuyen las esperanzas de un fin rápido del conflicto que devasta el país.

En un comunicado, los rebeldes acusaron a los soldados del presidente Salva Kiir de ataques terrestres y disparos de artillería contra sus posiciones en dos Estados petroleros del norte, mientras el gobierno sostiene por su lado que los rebeldes atacaron primero.

“Las violaciones del ‘Acuerdo tendiente a reducir la crisis en Sudán del Sur'”, documento firmado el viernes entre el gobierno y los rebeldes, “muestran que Kiir es hipócrita o que no controla a sus fuerzas”, declaró el portavoz militar de los rebeldes, Lul Ruai Koang, en un comunicado.

El presidente Kiir y Riek Machar, su ex vocepresidente convertido en jefe rebelde, se entrevistaron el viernes en Etiopía para firmar allí un acuerdo que prevé el fin de los combates en 24 horas, a más tardar el sábado por la noche, y la formación de un gobierno de transición.

Pero el domingo, enfrentamientos fueron señalados alrededor de la ciudad de Bentiu (norte), capital del Estado de Unidad, que cambió varias veces de manos recientemente según el desarrollo de los combates.

Fuentes humanitarias independientes confirmaron que hubo disparos en la ciudad, sin poder decir quien disparó primero.

Kiir declaró el domingo ante una muchedumbre reunida en Juba que deseaba la paz y que Machar firmó “bajo presión”.

Los observadores consideran que una tregua será difícil de instaurar, teniendo de un lado una coalición rebelde heteróclita compuesta de desertores del ejército, etnias diversas y tal vez mercenarios provenientes del vecino Sudán, y de otra parte un ejército gubernamental cuya estructura jerárquica parece confiable.

El acuerdo fue firmado el viernes luego de intensas presiones diplomáticas y amenazas estadounidenses y de la ONU.

El conflicto, iniciado el 15 de diciembre, ha causado miles de muertos, probablemente decenas de miles de heridos, aunque no hay balance preciso. También obligó al desplazamiento a más de 1,2 millones de personas de sus hogares y devastó varias ciudades del país.

Síguenos por @800noticias