Rebeldes sirios bombardean Damasco | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Damasco, Siria | AFP | Los rebeldes sirios lanzaron el jueves una lluvia de obuses sobre Damasco, causando cinco muertos y paralizando la capital, a lo que el régimen respondió con ataques a feudos de los insurgentes en otras zonas del país, en los que murieron ocho civiles.

El bombardeo de la capital tiene lugar 48 horas después de que un jefe rebelde amenazara con represalias a los ataques diarios del régimen del presidente Bashar al Asad en la provincia de Damasco, bastión de los insurgentes.

Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), al menos 63 obuses cayeron sobre barrios de la capital, algunos de ellos céntricos, a partir de las 08H00 locales (06H00 GMT), provocando el cierre de la Universidad de Damasco.

Cuatro civiles y un policía perdieron la vida en estos bombardeos, afirma la ONG, que obtiene información gracias a una red de activistas y fuentes médicas.

“En tan sólo unos minutos, nuestra calle, muy concurrida, quedó vacía”, declaró a la AFP una habitante de Baramké, un barrio del centro de la ciudad, donde se encuentran varias facultades y la sede de la agencia oficial Sana.

Según esta agencia, cuatro personas murieron y al menos 60 resultaron heridas por los obuses lanzados por “terroristas”, término utilizado por el régimen para designar a los rebeldes.

En respuesta a los obuses de mortero, la aviación llevó a cabo más de 22 ataques contra Duma y la ciudad aledaña de Erbin, matando a por lo menos ocho civiles, entre ellos dos niños, e hiriendo a otros 100, según el OSDH.

La Ghuta oriental, principal región rebelde de la provincia de Damasco, sufre desde hace más de un año un asedio despiadado del ejército. En este sector situado al este de Damasco, decenas de miles de civiles se ven afectados por la escasez de comida y de medicamentos.

Desde el verano de 2012, la aviación siria ataca las zonas rebeldes. Las organizaciones de defensa de los derechos humanos acusan a las fuerzas armadas de bombardear blancos civiles y militares de forma indiscriminada.

Más de 200.000 personas han muerto en Siria desde que, en marzo de 2011, la brutal represión de una revuelta popular contra el régimen degeneró en guerra civil. El conflicto se complicó con la aparición de grupos yihadistas que luchan tanto contra las fuerzas progubernamentales como contra los grupos rebeldes.

Síguenos por @800noticias