Putin y Poroshenko hablan en Minsk sin resultados concretos | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

MINSK, (AFP) – Las conversaciones entre los presidentes ruso y ucraniano finalizaron este miércoles en Minsk sin grandes avances concretos respecto al conflicto en el este de Ucrania, en tanto Vladimir Putin minimizó la captura de diez soldados rusos en territorio ucraniano.

Petro Poroshenko y Putin se entrevistaron cara a cara el martes durante más de dos horas al margen de una cumbre regional en la capital bielorrusa, donde también estaban presentes dirigentes de la Unión Europea (UE).

Poroshenko mencionó unas discusiones “difíciles” y “algunos resultados”, pero que parecen insuficientes para lograr poner fin al conflicto sangriento que enfrenta desde hace más de cuatro meses a rebeldes prorrusos con fuerzas gubernamentales en el este de Ucrania.

El presidente ruso, por su parte, declaró que su país está dispuesto a “hacer todo lo posible” a favor del proceso de paz en Ucrania desde que éste comience.

“Rusia hará todo por el proceso de paz, si este empieza”, dijo a los periodistas presentes tras la reunión.

Putin minimizó la captura de una decena de soldados rusos, paracaidistas según Kiev, diciendo que éstos pudieron haber entrado en Ucrania durante un patrullaje fronterizo.

“Yo no he recibido información de parte del ministerio de Defensa. Pero lo que escuché es que estaban patrullando la frontera y pudieron haber entrado en territorio ucraniano”, dijo el presidente ruso.

Además, afirmó que en el pasado “decenas” de soldados ucranianos, por su parte, también franquearon la frontera pasando a Rusia.

“La última vez, 450 personas franquearon la frontera”, lanzó, haciendo referencia a los soldados ucranianos que se refugiaron en Rusia a comienzos de agosto después de quedarse sin municiones, según Kiev. En los días siguientes regresaron a Ucrania.

“Nunca hubo el menor problema, y espero que no habrá tampoco esta vez problemas con Ucrania”, añadió.

En cuanto a Poroshenko, éste pidió “acciones concretas” y evocó la necesidad de confeccionar una “hoja de ruta” para un plan de paz para poner fin a los enfrentamientos, que ya han provocado 2.200 muertos desde su comienzo. Además, dijo que todas las partes, incluida Rusia, apoyaron sus propuestas para poner fin a estos enfrentamientos en el este de Ucrania.

“La estrategia de paz que quiere desarrollar Ucrania fue apoyada por todos los dirigentes que participaron en la cumbre de Minsk, sin excepciones”, indicó Poroshenko en un comunicado difundido en Facebook.

Ambos jefes de Estado abordaron también los problemas vinculados al acuerdo entre Kiev y la UE, que es mal visto por Moscú. Precisamente, la decisión del anterior gobierno ucraniano, prorruso, de suspender este acuerdo provocó la gran ola contestataria en Kiev, saldada con un baño de sangre y, posteriormente, tuvo lugar la reanexión de la península de Crimea por Moscú.

Putin afirmó que hay acuerdo para reanudar las conversaciones sobre el suministro de gas, que Moscú cortó a Ucrania en junio a causa de impagos. Asimismo, dijo que Poroshenko se mostró de acuerdo sobre el envío de ayuda humanitaria rusa al este de Ucrania.

– Diez soldados rusos capturados –

Algunas horas antes del encuentro en Minsk, Kiev difundió los interrogatorios filmados a los soldados rusos capturados en Ucrania.

Uno de ellos explicó que pensaba encontrarse en medio de “maniobras”, para las cuales le ordenaron cubrir con pintura blanca los números de identificación de su vehículo. Además, declaró que se dio cuenta de que Rusia y Ucrania estaban en guerra cuando su blindado fue bombardeado.

Fue imposible conocer en qué condiciones fueron interrogados estos soldados.

Atravesaron la frontera probablemente por accidente, en una zona no señalizada y sin vigilar”, señaló a las agencias de prensa rusas una fuente del ministerio de Defensa de Moscú.

Pero, según los servicios de seguridad ucranianos, los diez soldados rusos detenidos en Dzerkalne, a unos 20 km de la frontera y a 50 del feudo insurgente prorruso de Donetsk, son paracaidistas.

Según Kiev, los detenidos son soldados del 331 regimiento de la 98ª división aerotransportada, con base en Rusia central.

Los soldados, detenidos con documentos de identidad y armas, declararon que fueron enviados a la región rusa de Rostov, fronteriza de las regiones ucranianas rebeldes de Donetsk y Lugansk, y luego a territorio ucraniano, según Kiev.

El gobierno ucraniano divulgó el martes el testimonio en video de estos soldados, lo que constituye una primera prueba material de la participación de fuerzas regulares rusas en los combates. El ministro de Defensa, Valery Geletey, fue claro en su página de Facebook: “Oficialmente, hay ejercicios (militares) en varios lugares de Rusia. En realidad, están participando en una agresión contra Ucrania”, afirma.

Moscú ha negado siempre estar involucrado en la rebelión separatista del este de Ucrania, pero sí ha pedido al gobierno ucraniano que cese su ofensiva contra los rebeldes prorrusos.

Más de 2.200 personas han muerto en los más de cuatro meses de este conflicto bélico en el este de Ucrania. Este conflicto ha llevado las relaciones entre Rusia y los países occidentales a su peor nivel desde el fin de la Guerra Fría, en 1991.

 

Síguenos por @800noticias