Putin reforzó en Nicaragua interés ruso en alianza estratégica | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

MANAGUA, (AFP) – La visita sorpresiva que hizo el presidente de Rusia, Vladimir Putin, a Nicaragua refuerza el interés de ese país en tener de cerca a un aliado en Centroamérica, con relaciones de estrecha cooperación que en el campo militar causan inquietud .

“Nicaragua es un socio muy importante de Rusia”, declaró Putin la noche del viernes durante un encuentro con su homólogo Daniel Ortega, quien se declaró “contento” y “honrado” por la visita relámpago que calificó de “histórica” por ser la primera de un presidente ruso a este país.

Tras su visita a Cuba, el mandatario ruso hizo escala en Managua la noche del viernes antes de continuar hacia Argentina en la gira que concluirá el domingo en Brasil y en la que Nicaragua no figuraba en la agenda oficial.

“Nosotros validamos, reconocemos y acompañamos las iniciativas que usted ha tomado a favor de la paz, ante conflictos mundiales y, en particular, frente a los conflictos que se han venido dando en su región”, expresó Ortega, quien recibió a Putin junto al jefe del Ejército, Julio Avilés, y otros funcionarios.

Ambos países reactivaron relaciones en 2007 con el retorno al poder de Ortega, tras estar a mínimo nivel en los gobiernos de derecha que siguieron a la derrota sandinista en 1990.

“Hay que hacer mucho por seguir desarrollando estas relaciones”, manifestó Putin en su breve paso por Managua.

 

Cooperación incómoda

 

La cooperación es amplia pero genera suspicacias en el asunto militar. Moscú ha expresado interés de establecer bases de aprovisionamiento de agua, combustibles y alimentos para su flota militar en países de América Latina, entre ellos Nicaragua.

Ambos países suscribieron en 2013 acuerdos para fortalecer y modernizar al ejército, cuyo armamento y equipos adquiridos en la década de 1980 en la ex Unión Soviética no fueron renovados durante los años de gobiernos neoliberales entre 1990-2007.

También tienen un proyecto para la instalación de estaciones satelitales conocido como Glonas para la exploración del espacio aéreo.

El ex canciller Francisco Aguirre (1998-2001) estimó que Estados Unidos puede “apretar tuercas” al gobierno sandinista por esa relación con Rusia, si los republicanos ganan en las elecciones legislativas de noviembre.

“Me temo problemas. Nicaragua se está armando y entrando en una relación de dependencia militar con Rusia”, declaró en mayo al diario costarricense La Nación el ex canciller de Costa Rica, Enrique Castillo, cuyo país mantiene un diferendo limítrofe con Managua desde 2010 que es dirimido por la Corte Internacional de Justicia (CIJ).

En sectores políticos de Colombia hubo alarma por la presencia de buques y aviones supersónicos rusos lo que interpretaron como amenaza en medio de las diferencias con Nicaragua por un fallo limítrofe de la CIJ, que aún no reconocen.

Pero el diputado opositor y ex vicecanciller, Víctor Hugo Tinoco,(1984-1990), descartó que Nicaragua represente una “amenaza” para Estados Unidos o para otro país. “En términos reales no es más que un juego de Ortega para mantener esa cooperación con Rusia”, estimó.

 

– ¿Un aliado complaciente? –

 

Rusia también envía a Managua toneladas de trigo para procesar harina en pequeñas panaderías, autobuses y taxis que el gobierno entregó a crédito a cooperativas, otorgó unos 27 millones de dólares en equipos para mitigación de desastres naturales, 48 carros bomberos y seis hospitales móviles equipados para casos de emergencia.

“Este acercamiento de Managua a Moscú (…) hasta la fecha ha sido provechoso para el gobierno de Ortega porque ha logrado beneficios tangibles y visibles, como los buses rusos que circulan en las calles de Managua”, dijo a la AFP Aguirre.

“Además podría resultar en una participación rusa en un eventual canal interoceánico” que Nicaragua proyecta comenzar a finales de diciembre.

La cooperación incluye la instalación de una fábrica de desactivación de municiones y la construcción de un centro de entrenamiento para policías antidrogas de Centroamérica.

“Rusia busca aliados complacientes en América Latina. Ya los tiene, Nicaragua, uno de ellos”, expuso en un artículo publicado en mayo el escritor y ex vicepresidente Sergio Ramírez, quien se preguntó qué papel juega un país pobre y pequeño en un nuevo escenario de “Guerra Fría”.

Los vínculos entre ambos países se estrecharon después que Nicaragua se sumó a Rusia para reconocer a Abjasia y Osetia como repúblicas independientes en 2008 tras su separación de la ex república soviética de Georgia.

Síguenos por @800noticias