Obama se armó una coalición | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Gran Bretaña fue uno de los diez países que se comprometieron a ejercer influencia política, presión económica y el poder militar para eliminar al EI durante un “consejo de guerra” en la cumbre de la OTAN, en Gales del Sur. Más tarde, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que los 28 miembros de la OTAN acordaron por unanimidad la necesidad de una acción inmediata contra el EI, al que denunció como una organización “salvaje” que debe ser eliminada.

En algunos de sus comentarios más duros, desde que Washington comenzó los ataques aéreos el mes pasado, Obama explicó su determinación de acabar con los jihadistas en la región. “Vamos a degradar y finalmente derrotar al EI, de la misma manera en que lo hicimos con Al Qaida”, dijo. Los líderes de la OTAN hicieron hincapié en la magnitud de la tarea que les espera en el enfrentamiento con las fuerzas del EI en Siria y el norte de Irak, así como en el refuerzo de las fuerzas kurdas e iraquíes que resisten el avance de los militantes.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, advirtió que podría llevar tres años erradicar al EI, que se llama a sí mismo Estado Islámico. David Cameron dijo que el mundo se enfrentaba a una “lucha generacional” contra la ideología extremista. La “coalición de base” –que recuerda la “coalición de los voluntarios” reunida por George W. Bush para invadir Irak en 2003– se compone de Estados Unidos, Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia, Turquía, Australia, Canadá, Polonia y Dinamarca.

Fuentes británicas indicaron que el gobierno –que estuvo representado en la reunión por el secretario de Relaciones Exteriores, Philip Ha-mmond– adhirió al principio de que los miembros de la OTAN unan las fuerzas para hacer frente a la amenaza jihadista. Pero ellos están determinados a evitar la sugerencia de las naciones occidentales de que actúan solos en Medio Oriente, lo que tendría resonancias incómodas de la guerra de Irak de 2003, e insisten en que debe haber un fuerte apoyo regional para la acción contra el EI.

Kerry dijo: “Estamos convencidos en los días por venir, tenemos la capacidad de destruir al EI. Puede llevar un año, puede llevar dos años, puede llevar tres años. Pero estamos decididos”. Aunque la Casa Blanca no le pidió formalmente a ningún otro país que se una a los bombardeos liderados por Estados Unidos sobre las posiciones del EI, el camino hacia la potencial acción militar comenzó a surgir en la cumbre de Gales del Sur.

Los líderes de la OTAN tienen grandes esperanzas en el establecimiento de un gobierno estable no sectario en Bagdad. Está previsto que se forme el próximo viernes, pero podría llevar varias semanas acordar sus políticas y composición exacta. En este punto, la OTAN cree que puede comenzar a suministrar equipo militar a Bagdad, así como armas a las fuerzas kurdas.

Kerry también está llamando a un acuerdo sobre un plan internacional para combatir al EI para el momento de la reunión general de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York, a fines de este mes.

Algunos de los países que contemplan la acción militar pueden tener que recibir la aprobación de sus parlamentos. En el caso de Gran Bretaña, tal aprobación no sería posible hasta mediados de octubre, después de la conferencia del partido de la temporada.

Cameron le dijo a los periodistas que la acción contra el EI requeriría “tiempo y resolución”. Dijo: “No me gustaría poner un plazo de tiempo en eso, pero yo he dicho muchas veces esta es una lucha generacional”. Pidió una “mezcla de política inteligente, de presión diplomática, de compromiso a largo plazo en un plan integral, así como el potencial para acción militar u otra más agresiva”.

Por su parte, Michael Fallon, el secretario de Defensa de Gran Bretaña, dijo que la lucha contra el Estado Islámico llevaría “meses, y posiblemente años”, y no podía resolverse simplemente con ataques rápidos aéreos. Cuando se le preguntó cómo respondería Gran Bretaña a un pedido de ataques aéreos contra las fuerzas del EI del nuevo gobierno iraquí, que se espera que sea formado en los próximos días, Fallon le dijo a la BBC: “Cada país tendrá que responder y los parlamentos de toda la OTAN tendrán que llegar a sus propias decisiones en cuanto a si están dispuestos a tomar acción militar para detener el avance del EI”.

“Los ataques aéreos por sí solos no van a derrotar al EI. Esto debe hacerse a una escala mucho más amplia, tiene que implicarnos a todos en una alianza unida, tiene que implicar a otros países en Medio Oriente, y es un compromiso que va a llevar meses, y posiblemente años.”

 

Información http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-254656-2014-09-06.html

Síguenos por @800noticias