Ministro brasileño dice que no se legalizarán drogas durante segundo mandato de Rousseff | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Río de Janeiro, Brasil | AFP | El gobierno brasileño no legalizará ninguna droga durante el segundo mandato de la presidenta Dilma Rousseff, iniciado el 1 de enero, incluso después de la despenalización del cannabis en el vecino Uruguay.

 

“La legalización de las drogas no está hoy en la agenda”, declaró el sábado el ministro de Justicia José Eduardo Cardozo al diario O Globo.

 

La legalización del cannabis en base a modelos inspirados en la experiencia uruguaya o estadounidense (en los estados de Colorado y Washington) forma parte de proyectos de ley presentados el año pasado al Parlamento brasileño por dos diputados de Rio de Janeiro.

 

Rousseff, una exguerrillera de 68 años, no es partidaria de cambiar la ley y se dice conservadora en esta materia, recuerda O Globo.

 

Los debates sobre la despenalización fueron también bloqueados por la bancada parlamentaria evangélica, que forma parte de la coalición gubernamental.

 

Uno de los argumentos de para legalizar algunas sustancias hoy ilícitas, por ejemplo el cannabis, es que permitiría descongestionar las superpobladas cárceles del país, en función de que buena parte de los detenidos fueron condenados por tráfico de drogas al menudeo.

 

El ministro de Justicia, en cambio, considera que el problema del hacinamiento carcelario se resolvería creando nuevas prisiones, con penas alternativas a la prisión y con la generalización de los dispositivos electrónicos para vigilar en libertad a algunos de los actualmente detenidos.

 

Cardozo reconoció, de todas maneras, que bajo la primera presidencia de Rousseff, entre 2010 y el 1 de enero pasado, no se crearon las 40.000 plazas carcelarias prometidas. Unas 2.500 serán habilitadas recién en abril, señaló.

 

El gobierno, dijo, debe concentrar sus esfuerzos en reformar la Constitución para ampliar los poderes del gobierno central sobre los 27 estados federados en el terreno de la seguridad pública.

 

“Es necesario que el gobierno tenga más presencia en cuestiones de seguridad pública, en particular en el combate contra la violencia y el crimen organizado”, declaró Cardozo a O Globo.

 

Síguenos por @800noticias