México: hallan otra fosa común | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

La búsqueda de 43 estudiantes mexicanos en el sur del país sigue desenterrando muertos y llenando cárceles. Las autoridades encontraron otra fosa con cadáveres cerca de la ciudad sureña de Iguala, donde los chicos se esfumaron tras enfrentamiento entre narcos y la policía hace un mes. Además fueron detenidas cuatro personas más elevando a 56 los arrestados por el caso. Pero los jóvenes no aparecen.

Entre el medio centener de detenidos hay polcías, autoridades lcoales y supuestos miembros de pandillas de narcotraficantes. El gobernador del estado de Guerrero renunció. Y hay órdenes de arresto en contra del alcalde de Iguala, José Luis Abarca, su esposa María de los Ángeles Pineda, y el jefe de la policía, todos prófugos.

Los nuevos cuatro detenidos son miembros del cártel Guerreros Unidos, dos de los cuales habrían participado directamente en la desaparición de los estudiantes.

En un mensaje a medios, el fiscal general mexicano, Jesús Murillo Karam, insistió en la importancia de estos últimos detenidos al señalar que dos de ellos son los primeros que han confesado su participación en la “desaparición y destino” de los estudiantes.

Teníamos detenidos que habían confesado su participación en la captura de los jóvenes y “teníamos claramente identificados autores intelectuales. Hoy tenemos ya a quienes operaron la desaparición de estos jóvenes”, enfatizó el fiscal.

Los 43 alumnos de una combativa escuela rural que forma maestros en Ayotzinapa (en Guerrero) desaparecieron la noche del 26 de septiembre en medio de una serie de ataques a tiros de la policía municipal de Iguala y de sicarios de Guerreros Unidos que dejaron seis muertos.

Por otras declaraciones de detenidos, la fiscalía sospecha que los jóvenes fueron entregados por policías a sicarios y que éstos los habrían asesinado y enterrado, pero ha recalcado que no dará crédito a esta versión hasta que encuentre a los jóvenes.

Murillo Karam no ofreció más detalles de los dichos de los detenidos y sólo señaló que “un grupo especial de peritos de la procuraduría (fiscalía) y del grupo (independiente) de expertos argentinos busca evidencias” para corroborarlos, aunque a la vez, por si resultan falsos, se sigue en la búsqueda de los jóvenes. Antes de este anuncio, la fiscalía había localizado una nueva fosa clandestina en la localidad de Cocula, vecina de Iguala, donde trabajan peritos forenses y en la que al parecer habrían restos humanos.

Anteriormente, las autoridades habían hallado otros 38 cadáveres en fosas en los alrededores de Iguala. Los estudios realizados a 28 de los cuerpos determinaron que entre ellos no está ninguno de los estudiantes desaparecidos.

Pero la fiscalía pidió tener en cuenta también el dictamen que preparan los expertos argentinos, que colaboran en la investigación por petición de las familias.

Sobre los motivos del ataque, la fiscalía acusa al alcalde prófugo de Iguala de ordenar reprimir a los estudiantes porque temía que fueran a boicotear un acto público de su esposa, de quien después se supo que es hermana de narcotraficantes y es ahora acusada de ser la principal operadora de Guerreros Unidos en Iguala, a 200 km de Ciudad de México.

 

Información http://www.clarin.com/mundo/estudiantes-desaparecidos-Guerrero-Mexico-hallan-fosa-comun-cuatro-detenidos_0_1238276313.html

Síguenos por @800noticias