Investigan ataque de las FARC | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Las autoridades colombianas intentaban el domingo establecer cómo un comando guerrillero viajó sin ser detectado por aguas del Pacífico hasta una isla turística donde en la víspera atacó la estación de policía y mató a su comandante.

La policía responsabilizó del inusual hecho al Frente 29 de las FARC, cuyos miembros viajaron en lanchas rápidas hasta la Isla Gorgona en el Pacífico colombiano desde el municipio de Guapi, departamento de Cauca, unos 475 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Los guerrilleros desembarcaron en la madrugada del sábado y desde la zona montañosa de la isla —de unos 26 kilómetros cuadrados— lanzaron granadas de fabricación artesanal contra la estación, donde había 15 policías. En el ataque murió el teniente Jhon Álvaro Suárez, comandante, y otros seis uniformados resultaron heridos.

Temístocles Ortega, gobernador de Cauca, confirmó por teléfono a The Associated Press que la zona fue reforzada por la fuerza pública y que la fiscalía regional investiga los detalles de la acción guerrillera y la responsabilidad de la Armada nacional, encargada de los patrullajes de control en los ríos y mares.

El ataque de los rebeldes en una isla contra un grupo de policías dedicados especialmente a labores medioambientales y a la protección de los turistas, no tiene antecedentes, dijo el analista Jorge Restrepo, quien dirige un centro de estudios sobre el conflicto colombiano.

Retrepo sostuvo que se trató de una falla mayor de la Armada, que no previó un ataque contra la isla, donde en otros tiempos había una penitenciaría, y que no se pensaba que corría peligro por ser sólo una reserva de flora y fauna.

“Lo más preocupante, sin embargo, es la tardía respuesta de la fuerza pública, que tras el ataque debieron salir con aeronaves y lanchas a perseguir a los guerrilleros”, dijo Restrepo, para quien la presencia de la Armada en el Pacífico es insuficiente y cuyas tareas están concentradas en perseguir el narcotráfico.

Medios colombianos han dicho que fue una hora después del ataque que soldados la infantería del Ejército llegaron a la isla, procedentes de Guapi, que está a 35 kilómetros.

El hecho ocurrió horas antes que el presidente Juan Manuel Santos anunció que en el transcurso de la semana quedará liberado el general Rubén Darío Alzate, tres soldados y una civil retenidos por las FARC.

A raíz de la retención de Alzate hace ocho días, el gobierno suspendió las negociaciones de paz con las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que se adelantan en La Habana desde hace dos años.

 

Información http://www.elnuevoherald.com/noticias/mundo/america-latina/colombia-es/article4076874.html#storylink=cpy
Síguenos por @800noticias