Europeos exhortan a Kiev y Moscú a salvar la tregua | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

KIEV, (AFP) – Los dirigentes europeos y Estados Unidos aumentaron su presión sobre Vladimir Putin para ayudar al presidente ucraniano prooccidental Petro Poroshenko a salvar una tregua crucial y aplicar un plan de paz en el este de Ucrania.

Barack Obama amenazó la noche del miércoles a Rusia con nuevas sanciones si no adopta “medidas rápidas” para aliviar la tensión, al término de una conversación telefónica con el primer ministro italiano, Matteo Renzi, según la Casa Blanca.

Antes que el presidente estadounidense, John Kerry pidió a Rusia “pasos concretos” para solventar la crisis, cuando los combates entre los rebeldes y el ejército han dejado más de 400 muertos desde abril.

Por su parte, el presidente francés François Hollande y la canciller alemana Angela Merkel “instaron al presidente ruso y al presidente ucraniano a trabajar juntos” para que se aplique el alto el fuego entre los insurgentes prorrusos y el ejército, según París.

El presidente ucraniano Petro Poroshenko y su homólogo ruso Vladimir Putin hablaron el miércoles de la situación en Ucrania en una conferencia telefónica en la que también participaron el presidente francés François Hollande y la canciller alemana Angela Merkel.

Esta ronda de conversaciones diplomáticas continuará el jueves, anunció la presidencia ucraniana.

Según Kiev, la conversación entre los cuatro dirigentes terminó con un acuerdo para permitir que los observadores de la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE) supervisen la frontera rusoucraniana y las carreteras durante una tregua temporal, y que las dos partes intercambien “listas de rehenes”.

Kiev y los occidentales acusan a Rusia de armar a los rebeldes prorrusos por la frontera. Moscú lo desmiente y pide que la tregua se prolongue más allá del viernes.

Poroshenko, que amenazó con suspender el alto el fuego tras la muerte de nueve soldados en el derribo de un helicóptero Mi-8, decidió mantener la medida, indicó con anterioridad en Bruselas el jefe de la diplomacia ucraniana, Pavlo Klimkin.

– “Hacer lo máximo” –

“Estamos decididos a hacer lo máximo con el fin de conseguir una desescalada”, aseguró después de una reunión con sus homólogos de los países de la OTAN.

El Senado ruso anuló el miércoles la autorización de una intervención militar en Ucrania, tal como pidió Putin el día anterior, en un gesto para normalizar la situación con el país vecino. Pero los occidentales exigen más.

El meollo de la cuestión son las violaciones “masivas” de la tregua provisional que denunció el miércoles el ejército ucraniano, y reseñó más de 40 ataques de los separatistas prorrusos desde el lunes en el este.

El líder de la república proclamada independiente de Donetsk, Alexandre Borodai, que reivindica la independencia, se sumó el lunes a la tregua para comenzar negociaciones de paz.

“Nosotros queremos la paz, pero hasta ahora todas las consultas han sido inútiles”, dijo después de una reunión en Donetsk con participación de representantes de Kiev.

En Slaviansk comenzaron los disparos de artillería a las 06H00 locales (03H00 GMT), constató un periodista de la AFP. Las detonaciones, casi incesantes, parecían proceder tanto del lado ucraniano como del rebelde.

– Las “señales positivas” de Moscú –

 

El secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, afirmó el miércoles que “no ve cambios” en la actitud de Rusia y que la Alianza mantiene la suspensión de su cooperación con Moscú, decidida en abril después de la anexión de Crimea.

En este contexto, el jefe adjunto de la diplomacia rusa, Grigori Karasin, dijo que esperaba que las “señales positivas” lanzadas por Vladimir Putin sean oídas “en el mundo y sobre todo en Ucrania” y conduzcan a un diálogo.

Barack Obama y el primer ministro británico David Cameron acordaron por teléfono que “si Moscú no toma medidas inmediatas destinadas a calmar la situación en el este de Ucrania, Estados Unidos y la Unión Europea” impondrán nuevas sanciones a Rusia.

Putin, que ha multiplicado los mensajes contradictorios esta semana e iniciado nuevas maniobras militares en el centro de Rusia, reiteró el miércoles su voluntad de que la tregua se prolongue más allá del viernes.

Esta necesidad fue evocada por los jefes de las diplomacias rusa y alemana, Serguei Lavrov y Frank Walter Steinmeier, según el Ministerio ruso de Exteriores.

La expiración de la tregua el viernes se corresponde con el día en que Ucrania debe firmar el último apartado de un acuerdo histórico de asociación con la Unión Europea, una orientación que la aleja de la órbita rusa y está en el meollo de esta crisis.

Rusia advirtió al respecto que tomará “medidas de protección” si resulta que los acuerdos de asociación que deben ser firmados el viernes entre la UE y Ucrania, Moldavia y Georgia perjudican a su economía.

Síguenos por @800noticias