EEUU bombardea posiciones del grupo Estado Islámico en Siria | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

WASHINGTON, (AFP) – Estados Unidos y sus aliados lanzaron ataques aéreos y misiles Tomahawk sobre posiciones del grupo Estado Islámico (EI) en Siria, informó este lunes el Pentágono.

Medios estadounidenses informaron que cinco países árabes participaron en los ataques como parte de la coalición internacional para atacar al EI que ha tomado el control de importantes zonas del norte de Irak y de Siria.

“Puedo confirmar que fuerzas de Estados Unidos y las naciones aliadas han emprendido acciones contra terroristas del EI en Siria”; realizaron bombardeos y utilizaron misiles Tomahawk, dijo el portavoz del Pentágono, el contralmirante John Kirby, en un comunicado.

El inicio de las operaciones lideradas por EEUU contra el EI en Siria marca un nuevo hito en la guerra contra esa organización yihadista, que tanto Washington como otros gobiernos occidentales temen pueda realizar ataques terroristas en Estados Unidos o Europa.

La decisión de llevar a cabo los ataques aéreos fue adoptada este lunes por el jefe del Comando Central de Estados Unidos, el general Lloyd Austin, “en virtud de la autorización que le concedió el comandante en jefe”, señaló Kirby.

“Vamos a proporcionar más detalles más adelante cuando sea operativamente oportuno”, agregó.

Estas acciones en Siria se suman a los ataques que Washington inició el 8 de agosto contra objetivos en Irak del Estado Islámico, que ha declarado la instalación de un califato en territorios de Siria e Irak.

No habrá santuario seguro

Los bombardeos de este lunes, que han incluido el lanzamiento de misiles Tomahawk desde buques de guerra, tuvieron lugar después de que el presidente Barack Obama advirtiera en un discurso el 10 de septiembre que Estados Unidos estaba preparado para atacar a los militantes del grupo yihadista en Siria.

En ese discurso Obama anunció una estrategia que además de los ataques aéreos contra el Estado Islámico en Siria incluye el entrenamiento y la entrega de armas a grupos de la oposición siria y el aumento de la cooperación militar con el gobierno de Irak.

“Nuestro objetivo es claro: vamos a degradar y destruir al EI, mediante una amplia y sostenida estrategia antiterrorista”, dijo entonces Obama.

“Se trata de un principio fundamental de mi presidencia: si amenazas a Estados Unidos, no encontrarás un santuario seguro” en ningún lugar del mundo, añadió el presidente Obama, quien sin embargo ha descartado reiteradamente el envío de tropas terrestres para combatir al EI, responsable de la decapitación de dos periodistas estadounidenses, James Foley y Steven Sotloff, y del cooperante británico David Haines.

Los legisladores estadounidenses recelosos de desencadenar otra guerra en Medio Oriente han anunciado que evaluarán los resultados de las operaciones contra el EI a finales de este año, después que se realicen las elecciones legislativas del 4 de noviembre.

Los ataques aéreos en Siria tienen lugar en momentos en que las milicias kurdas se han desplegado para defender la ciudad de Ain Al Arab (Kobane en kurdo), la tercera localidad kurda más importante de Siria.

El EI mantiene un asedio desde la semana pasada sobre esa ciudad, lo que les permitiría tener el control de una vasta franja de terreno en la frontera sirio-turca.

Más de 130.000 aterrorizados habitantes de esa región huyeron a Turquía para escapar del avance de las milicias yihadistas.

La organización EI lanzó además un llamamiento a los musulmanes para matar “sea como sea” a ciudadanos de los países que integran la coalición internacional contra el yihadismo, en particular Estados Unidos y Francia, los dos países que han bombardeado sus posiciones en Irak.

Pocas horas después de este anuncio, un grupo yihadista argelino vinculado al EI reivindicó en un vídeo el secuestro de un francés en Argelia y amenazó con matarlo si Francia continúa con sus ataques en Irak.

Francia era hasta ahora el único país que se había unido a los ataques aéreos de EEUU contra los yihadistas en Irak, donde este lunes se informó que al menos 40 soldados iraquíes murieron y otros 70 fueron capturados en seis ataques suicidas del EI contra una base militar al oeste de Bagdad.

El jefe de la diplomacia francesa, Laurent Fabius, declaró desde Nueva York este lunes que su país “no cederá a las amenazas de un grupo terrorista”.

 

Síguenos por @800noticias