Colombia “lamenta” que archivo de García Márquez no quede en el país | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

Bogota, Colombia | AFP | El gobierno colombiano lamentó este lunes que el archivo personal del Nobel de literatura Gabriel García Márquez no quede en Colombia, luego de que la Universidad de Texas anunciara su adquisición, aunque se declaró respetuoso de la decisión de su familia.

 

“El Gobierno Nacional lamenta que estos documentos no reposen en Colombia pero respeta la decisión tomada por la familia”, dijo sobre el tema el Ministerio de Cultura en un comunicado.

 

El Centro Harry Ramson de la Universidad de Texas, un museo y biblioteca para investigación literaria que cuenta con archivos de escritores como el estadounidense William Faulkner, el argentino Jorge Luis Borges y el irlandés James Joyce, aseguró que fue el único contactado por la familia de García Márquez para la adquisición de los documentos, sin precisar el monto de la compra.

 

Entre los textos del archivo se encuentran manuscritos originales de su obra cumbre “Cien años de soledad” (1967) y de otras novelas como “El amor en los tiempos del cólera” (1985) y “Memoria de mis putas tristes” (2004).

 

En rueda de prensa, la ministra de Cultura de Colombia, Mariana Garcés, aseguró que después de la muerte del escritor el 17 de abril de este año, el gobierno contactó a su familia con el fin de “manifestar el interés en esa obra”.

 

“Si nos hubiera hecho una solicitud de que se quería vender, claro que se hubieran aportado los recursos para adquirirlo”, afirmó Garcés, quien agregó que “esa es una decisión de ámbito privado y el gobierno de Colombia no tiene nada distinto a respeto”.

 

Por su parte, Consuelo Gaitán, directora de la Biblioteca Nacional – encargada de preservar el patrimonio bibliográfico del país-, leyó frente a los periodistas un comunicado firmado por la viuda y los hijos del Nobel, en el que aseguran que el Centro Harry Ramson es “uno de los lugares que hace este tipo de archivo de documentos mejor que nadie”.

 

La familia agregó, según el texto leído por Gaitán, que “en ningún momento se ofreció este archivo a otros centros, ni se subastó ni se buscó al mejor postor”.

 

Además de manuscritos de libros del autor, el archivo adquirido por la Universidad de Texas incluye documentos de investigación y borradores de sus obras, miles de cartas, fotografías y recortes de periódicos, además de máquinas de escribir y computadoras en las que trabajó el colombiano.

 

pcp/tm

 

 

 

© 1994-2014 Agence France-Presse

Síguenos por @800noticias