Inicia la jornada del fútbol mexicano con un poderoso hechizo de Ronaldinho | 800Noticias
800Noticias
Deportes

MÉXICO,  (AFP) – El Querétaro versus Puebla, un partido que era uno más en el calendario del fútbol mexicano, súbitamente se convirtió en el más esperado de la octava jornada del Apertura-2014, a disputarse este fin de semana, por la inminente llegada a la Liga MX del astro brasileño Ronaldinho.

Esta vez la atención no es acaparada por el poderoso América, líder del torneo, ni por el popular Guadalajara, tampoco por el Léon, campeón defensor.

En esta ocasión, el Querétaro, equipo de baja jerarquía en el balompié azteca, va a protagonizar el duelo estelar de la jornada, todo gracias a que el viernes anterior con la contratación de Ronaldinho concretó lo que la prensa definió como “el fichaje del siglo”.

Este Querétaro-Puebla pondrá en marcha la octava fecha de la liga azteca la noche del viernes en el Corregidora, un estadio que espera tener ocupadas sus 38.000 localidades, algo impensable en condiciones regulares.

Aunque la presentación de Ronaldinho como jugador del Querétaro ni siquiera había sido realizada y su participación en este juego ante el Puebla está casi descartada, la leve posibilidad de ver al crack de 34 años de edad se manifestó en la taquilla: el miércoles por la tarde quedaban disponibles poco más de mil boletos.

Esté presente o no Ronaldinho en el estadio Corregidora, los ‘Gallos Blancos’ queretanos jugarán este partido con el objetivo de mantenerse en la parte alta de la tabla general. Actualmente tienen 10 puntos y son octavos, lo que les ofrece, provisionalmente, un lugar en la liguilla.

Puebla, el rival del Querétaro, ocupa la decimosegunda posición con ocho unidades. Un triunfo combinado con otros resultados los podría impulsar hasta el sexto lugar.

Esa posibilidad resulta una motivación para el equipo dirigido por el mexicano José Luis Sánchez Solá quien poca importancia le da a que su rival tenga ahora a Ronaldinho.

“Se me hace una falta de respeto fijarme en un solo jugador”, expresó Sánchez Solá quien por su lado cuenta en su plantel con el último gran ídolo del fútbol mexicano, Cuauhtémoc Blanco.

A sus 41 años de edad, el veterano delantero está convertido en el hombre que genera el juego ofensivo del Puebla y aún genera expectativa en las diferentes plazas de la liga azteca.

Ante la baja o casi nula probabilidad de que Ronaldinho juegue el Querétaro-Puebla, el espectáculo del partido podría correr por cuenta de Blanco quien en la víspera dijo que si se topa en la cancha con el crack brasileño de ninguna manera le pediría un autógrafo. Tal vez le aceptaría un intercambio de camisetas

Síguenos por @800noticias