Gigantes toman desquite ante Reales y empatan la Serie Mundial | 800Noticias
800Noticias
Deportes

SAN FRANCISCO (AFP) – El venezolano Pablo Sandoval despertó de su letargo ofensivo con dos carreras remolcadas, y su compatriota Yusmeiro Petit hizo un relevo de altos kilates, para que los Gigantes de San Francisco vencieran el sábado 11×4 a Reales de Kansas City y empataran la Serie Mundial de béisbol.

Con el duelo nivelado a dos victorias por bando, se jugará mañana domingo en el mismo estadio ATT Park de San Francisco el importante quinto juego, para el que están anunciados Madison Baumgarner (1-0) por los Gigantes y James Shield por los Reales.

Los Gigantes venían de dos derrotas seguidas, luego de abrir la serie con victoria -acreditada a Baumgarner- en Kansas City, y un triunfo en este cuarto partido les era vital para mantenerse en la carrera por su octavo título de Ligas Mayores, tercero en la última década.

El ‘Panda’ Sandoval, que se había ido en blanco en cuatro ocasiones la noche anterior, bateó de 5-2 y empujó dos carreras, luego de iniciar la noche con dos ponches recetados por el abridor de Kansas, el zurdo Jason Vargas.

“Sólo estuve esperando mi momento. Sabía que iba a salir de esta racha, sólo necesitaba paciencia. Pero todo el mérito de este partido es de Hunter (Pence), que bateó y defendió como un demonio”, destacó Sandoval al terminar el partido.

Petit, tercero de los seis lanzadores utilizados por el mánager de los Gigantes Bruce Bochy, lanzó tres buenas entradas intermedias para congelar a ls bates de los Reales por tres entradas.

El jardinero Hunter Pence también tuvo notable papel al batear de 5-3, con tres remolques, dos anotadas, y una gran jugada defensiva en el noveno inning, cuando los Reales lograron colocar un hombre en base.

“Mañana tenemos un juego muy importante y vamos a dar nuestro mejor esfuerzo para tratar de ir a Kansas (City) con ventaja en la Serie”, afirmó Pence, todo un ídolo para la afición local.

Los Gigantes, que la noche antes habían sido dejados en sólo cuatro hits por el pitcheo de Jeremy Guthrie, se rebelaron el sábado y conectaron 16 imparables, tres de ellos dobletes de Joe Panik (2) y Pence.

Petit (1-0) se acreditó la victoria al lanzar tres episodios en blanco en los que permitió sólo dos hits y recetó dos ponches. La derrota fue para el relevista Brandon Finnegan (0-1), que en un inning aceptó cinco imparables, con cinco carreras, todas limpias, y dio dos boletos.

Los Gigantes están haciendo su vigésima aparición en Series Mundiales, mientras los Reales apenas tienen tres, la última de ellas en 1985.

 

– El que da primero da dos veces –

 

Contrario a la noche anterior en que fueron madurados en la primera entrada, esta vez los Gigantes fueron quienes estrenaron la pizarra, gracias a su hombre proa, el venezolano Gregor Blanco.

Blanco le negoció boleto al abridor de los Reales Jason Vargas abriendo el desafío, y tras avanzar a segunda por un lanzamiento descontrolado del pitcher, ancló en la goma por jugada de selección a tercera base sobre un batazo de Hunter Pence.

Vargas logró acabar la amenaza con el primero de los dos ponches que recetó a Sandoval.

Los Reales reaccionaron con furia en la parte alta del tercer episodio al pisar cuatro veces la goma para adelantarse 4-1, y sacar a palos al abridor de los Gigantes, Ryan Vogelson.

Eric Hosmer empujó la del empate 1-1 con sencillo al cuadro, el venezolano Omar Infante remolcó otras dos con imparable al jardín central, y su compatriota Salvador Pérez le puso la guinda al pastel al llevar la cuarta anotación al plato con un imparable al centro.

Empero, el famoso pitcheo de relevo de los Reales, que hasta entonces se había mostrado hermético, falló por completo y San Francisco se fue acercando de a poco, hasta empatar el partido en la quinta entrada y definirlo en la sexta con un racimo de tres carreras, ante el relevista Brandon Finnegan.

De nuevo, Blanco encendió con un sencillo los fuegos artificiales de esa entrada, en la que Sandoval remolcó sus dos anotaciones con imparable al central.

Los Gigantes pusieron el último clavo en el ataúd de Kansas City al facturar sus últimas cuatro anotaciones en la séptima entrada.

Síguenos por @800noticias