Detienen a presuntos responsables de la muerte de hincha del Deportivo | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Un total de 34 hinchas violentos fueron detenidos hoy por su presunta participación en la pelea masiva del 30 de noviembre que concluyó con la muerte de un aficionado del Deportivo de La Coruña, informó la Policía española.

Entre los arrestados están los dos ultras del Atlético de Madrid que presuntamente causaron la muerte de Francisco Javier Romero Taboada, el hincha radical del equipo gallego fallecido tras ser arrojado al río Manzanares después de recibir múltiples golpes, reseña DPA.

Todos los arrestados pertenecen al grupo radical rojiblanco “Frente Atlético” y el dispositivo, bautizado como “Operación Neptuno”, se desarrolló en Madrid, Ávila y Toledo, donde fueron registrados numerosos domicilios.

Los delitos que la Policía española imputa a los arrestados son los de homicidio, tenencia ilícita de armas u objetos peligrosos y riña tumultuaria.

Los hechos ocurrieron antes del partido entre Atlético de Madrid y Deportivo. A la llegada a la capital de España de los hinchas del equipo gallego comenzó una cruenta pelea cerca del estadio Vicente Calderón con unos 200 ultras implicados.

Durante los últimos años, ambos grupos radicales alimentaron su odio mutuo y el resultado fue una batalla campal que concluyó con un fallecido.

No obstante, quedan todavía por resolver muchas cuestiones. Por ejemplo, por qué no hubo más vigilancia policial. Hasta ahora, la responsabilidad sólo se derivó hacia los respectivos coordinadores de seguridad de Atlético y Deportivo, que fueron destituidos.

La Policía española acumuló en estos días un gran número de imágenes gracias a las filmaciones de diferentes cámaras de seguridad instaladas en la zona y lo captado por los teléfonos móviles, con el fin de identificar al mayor número de participantes en la pelea.

La muerte del hincha del Deportivo sirvió para que las autoridades políticas y deportivas endurecieran sus medidas contra la violencia, tanto física como verbal, con la redacción de un protocolo de actuación vigente desde el primero de diciembre.

Además, tanto Atlético de Madrid como Deportivo anunciaron su decisión firme de expulsar a sus grupos radicales de los estadios. El resto de clubes también manifestó idéntico compromiso a través de su patronal, la Liga de Fútbol Profesional (LFP).

Sólo se echó de menos la presencia de Ángel Villar, presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), quien no participó en la elaboración de planes antiviolencia con el gobierno y la LFP, ni emitió todavía una manifestación pública sobre los sucesos del 30 de noviembre.

El lunes estaba prevista una reunión para aprobar las medidas contra los radicales, pero se aplazó hasta la próxima semana ante una nueva ausencia de Villar por encontrarse en Marruecos en el Mundial de Clubes.

Síguenos por @800noticias