Chrysler (Fiat) inicia trámites para ingreso a bolsa en EEUU | 800Noticias
800Noticias
Economía

NUEVA YORK, (AFP) – El fabricante de automóviles estadounidense Chrysler, filial del grupo italiano Fiat, inició el lunes los trámites para ingresar en bolsa, según los documentos presentados a las autoridades bursátiles (SEC) disponibles en internet.

El número de acciones que serán puestas a disposición de los inversores y su precio todavía no fueron determinados.

Chrysler hace referencia en esos documentos a un monto máximo de la operación de 100 millones de dólares, pero precisa que esa estimación vale “solamente para el cálculo de gastos de registro”.

La fecha de la operación tampoco se ha establecido. Sergio Marchionne, el presidente de Fiat y Chrysler, había estimado sin embargo hace unos diez días que la entrada en bolsa de Chrysler sería “posible antes de fin de año, pero más probablemente en el primer trimestre de 2014”.

Los títulos en bolsa serían vendidos por el fondo de pensiones Veba del sindicato del automóvil UAW, que detenta el 41,5% del capital de Chrysler que Fiat aún no controla, indica Chrysler en su comunicado, recordando no obstante que la realización de la operación no es segura.

 

Táctica de negociación

El inicio del proceso de ingreso en Bolsa “podría sólo servir de táctica de negociación”, no descarta Alec Gutiérrez, un analista de la firma Kelley Blue Book especializada en información sobre el mercado del automóvil y en los precios de vehículos de ocasión.

Veba no pretende conservar su parte a largo plazo, y Fiat dice que estaría interesada en comprarla. Pero ambos accionistas no se ponen de acuerdo sobre el precio: según cifras citadas recientemente por el Financial Times, Fiat evalúa la totalidad de Chrysler en 4.200 millones de dólares y Veba en 10.300 millones.

La entrada en Bolsa no es la solución preferida por Fiat, pero a falta de un acuerdo entre las partes, al menos permite fijar el valor de Chrysler.

La operación facilitaría además la salida de Veba del capital y la fusión del fabricante estadounidense con su casa matriz italiana. Una de las cuestiones en suspenso es qué sucedería en el caso de la cotización de Fiat en la Bolsa de Milán.

Chrysler, que fue fundada en 1925, es uno de los tres fabricantes de automóviles -Los “Big Three”- de Detroit, junto a Ford y General Motors.

La empresa salió de la Bolsa de Nueva York durante su fusión en 1998 con su competencia alemana, Daimler, que dio nacimiento al grupo DaimlerChrysler.

Pero el matrimonio apenas duró nueve años. Chrysler pasó a estar bajo control del fondo de inversiones Cerberus en 2007, y luego bajo Fiat en 2009, al final de los trámites de quiebra a raíz de la crisis financiera.

Bajo la gestión de Sergio Marchionne, Chrysler renovó ampliamente su gama de vehículos, comercializados bajo su nombre como también bajo las marcas Dodge, Jeep o Ram, y redireccionó sus resultados.

La empresa registró en los seis primeros meses del año un volumen de negocios de 33.400 millones de dólares, con un beneficio neto de 764 millones de dólares, y empleaba a cerca de 70.400 personas hasta junio, según datos proporcionados en el documento bursátil.

“El fabricante se acerca a cuatro años de crecimiento ininterrumpido, al tiempo que avanzó en muchos segmentos de vehículos en términos de tecnologías y de ahorro de combustible”, señala Karl Brauer, otro analista de Kelley Blue Book. “Es un momento estratégico para que la marca entre en Bolsa”.

Síguenos por @800noticias