Posponen segundo test en estadio de Sao Paulo | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Río de Janeiro, (AFP) – El Mundial-2014 es en 22 días y el estadio de Sao Paulo que acogerá el partido inaugural aún no fue terminado: un segundo test el 1 de junio -previsto inicialmente para el 29 de mayo- permitirá a la FIFA evaluar su operación con capacidad máxima.

La prueba es la segunda después de un primer partido oficial el domingo pasado -Corinthians perdió 1-0 ante Figueirense- con más de 36.000 espectadores que mostró importantes fallas.

Corinthians enfrentará al carioca Botafogo a las 16h00 (19h00 GMT) en un partido que la FIFA espera reciba a más de 50.000 espectadores, casi la totalidad de su capacidad (65.000 espectadores).

El test, inicialmente anunciado para el 29 de mayo, responde a una “necesidad efectiva para hacer ajustes” en el estadio, indicó la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), con sede en Rio de Janeiro, que modificó el calendario del torneo nacional.

“Es vital que todas las instalaciones sean probadas en condiciones totales de juegos: tribunas temporarias e instalaciones adyacentes”, dijo el secretario general de la FIFA, Jerome Valcke, en su cuenta de Twitter.

Para el Corinthians-Botafogo, el estadio deberá tener operativas las tribunas temporales, que “no estaban listas” para el primer test del 19 de mayo, según FIFA.

Según el diario O Estado de Sao Paulo, el cambio de fecha se debe a que esas estructuras no estarían concluidas para el 29.

“Un evento test no puede ser comparado, en escala, con las exigencias y la atención del partido inaugural”, indicó Valcke el lunes en su cuenta de Twitter, y subrayó que el partido inaugural entre Brasil y Croacia “atraerá a 65.000 personas al estadio y a más de mil millones frente a sus televisiones”.

Máquinas, estructuras de hierro y grúas acompañaron a los miles de hinchas que acompañaron al ‘Timao’ a estrenar su estadio. La AFP constató además ese domingo una pobre señalización, escaleras mecánicas sin funcionar y sistema de iluminación deficiente.

El Arena Corinthians fue entregado oficialmente este miércoles a la FIFA, que debe asumir el control de los otros 11 estadios mundialistas de aquí al domingo próximo, 21 días antes del primer partido diputado en cada sitio.

El principal atraso en su entrega respondió a un fatal accidente en noviembre pasado en el que murieron dos obreros al desplomarse una grúa sobre una de las tribunas. Otro obrero murió después en otro accidente.

El test del 1 de junio servirá además para probar los mecanismo de seguridad en el estadio, dijo el secretario de grandes eventos del gobierno Andrei Rodrigues, en una entrevista con la AFP.

“No será un mero ejercicio, sino un nuevo test que queremos hacer en el Itaquerao”, como se conoce popularmente el estadio, explicó. 

Además del estadio de Sao Paulo, que costó entre 920 y 950 millones de reales (aproximadamente entre 411 y 424 millones, los estadios de Curitiba (sur), Cuiabá (centro-oeste) y Porto Alegre (sur) aún están inacabados, a diferentes niveles.

Valcke, que llegó a Brasil el lunes y se queda hasta después del torneo, visitó este miércoles el Arena da Baixada de Curitiba y aplaudió los avances después de que a principios de año fuera amenazado de ser excluido del Mundial.

“Felicitaciones Curitiba. Gran progreso en el trabajo de entrega del estadio que es una arena de calidad no sólo para la #Copa2014 sino también para los fanáticos”, dijo Valcke en Twitter.

Los obreros terminaban de colocar las sillas y en los alrededores se aceleraban los trabajos de urbanismo. También se terminaban de instalar las antenas para las comunicaciones 3G y 4G.

En Curitiba se concentrará la selección campeona del mundo, España, que también juega en esa ciudad un partido contra Australia (23/6).

El Arena da Baixada acogerá además otros tres juegos de la fase de grupos.

 

Síguenos por @800noticias