Mercedes busca en 2014 un triunfo para festejar sus 120 años en competición | 800Noticias
800Noticias
Deportes

MELBOURNE  (AFP) – La escudería Mercedes-AMG, gran favorita a la victoria en el Gran Premio de Australia, el domingo en el estreno de la temporada de Fórmula 1, no ha escatimado esfuerzos este invierno para poder festejar triunfalmente sus 120 años en competición.

La primera victoria de un motor Daimler en competición se remonta a la París-Rouen (126 km) del 22 de julio de 1894, una prueba ganada ex-aequo, a 20 km/h de media, por un Peugeot y un Panhard Levassor, ambos equipados con un bicilindro en V con una potencia de 3,5 caballos… cuando en la actualidad cualquier modelo de berlina de Mercedes no baja de los 350 caballos.

El tiempo ha pasado. También hubo un triplete histórico en 1994, en un Gran Premio de Francia que duró siete horas, cerca de Lyon, con propulsores de cuatro cilindros y 106 caballos de potencia.

Y dos victorias memorables en las 24 horas de Le Mans, en 1952 con el fabuloso 300 SL y en 1989 gracias a un Sauber-Mercedes.

La exitosa historia del fabricante alemán también tiene un punto negro: en 1955, el motor de Pierre Levegh salió volando y mató a 81 espectadores.

En Fórmula 1, la categoría reina del automovilismo, el contador de Mercedes marca 99 victorias (y 99 ‘poles positions’), una serie iniciada por el incomparable Juan Manuel Fangio en 1954, en Reims, hasta las victorias en 2013 de Nico Rosberg y Lewis Hamilton.

De las 99 victorias, 78 se obtuvieron con un McLaren, 8 con Brawn GP en 2009, y sólo 13 con coches 100% Mercedes, es decir, chasis y motor.

Objetivo: 100 victorias en Fórmula 1

El domingo, en el circuito de Albert Park de Melbourne, los dos pilotos de Mercedes-AMG (Lewis Hamilton y Nico Rosberg) estrenarán un motor V6 turbohíbrido de 1,6 l de cilindrada, con doble sistema de recuperación de energía (en el frenado y el sistema de escape).

Un motor que ha requerido años de investigación, de diseño, de desarrollo, con un presupuesto global imposible de calcular.

Este nuevo motor, que también equiparán en 2014 los McLaren, los Williams y los Force India, podría catapultar a uno de los dos pilotos, Hamilton o Rosberg, al título Mundial, algo que no debería inquietar al británico, campeón del mundo de 2008 con un McLaren equipado ya con un motor Mercedes.

“El objetivo es estar delante, tanto Nico como yo”, declaró Hamilton en la conferencia de prensa previa al Gran Premio de Australia.

“Hemos corrido juntos desde que tenemos 13 años, hemos estado en campeonatos compitiendo hasta el final, a veces ha ganado él, otras veces he ganado yo. Va a ser un campeonato disputado y vamos a tener que competir hasta el final, pero no veo ningún problema entre nosotros”, añadió.

Rosberg se mostró de acuerdo con el que considera su mejor amigo en el ‘paddock’, que además de su compañero de equipo de ha convertido en vecino, ya que Hamilton se ha ido a vivir también a Mónaco: “Siempre hemos sido capaces de resolver este tipo de problemas. Nos reímos juntos, pero también sabemos hablar de lo que fastidia cuando algo no funciona”.

Sucedió el año pasado en Malasia por unas órdenes de equipo mal comprendidas o interpretadas, pero el caso no pasó a mayores.

“Tenemos no sólo los dos pilotos más rápidos, sino también los más ‘fair-play'”, presumió Toto Wolff, el director de Mercedes-AMG.

Los dos pilotos han rodado mucho ente invierno y ambos firmaron excelentes cronos, lo que les coloca como favoritos a escasas horas del inicio del campeonato del mundo de Fórmula 1.

Mercedes es favorito, cierto, pero quedan 19 carreras por disputar. “La temporada va a ser muy larga”, advirtió el alemán Sebastian Vettel, campeón del mundo en las cuatro últimas temporadas y que se enfrentará a la armada de Mercedes con su Red Bull equipado con un motor Renault.

 

Síguenos por @800noticias