Francia se consagró ante Uruguay en los penales | 800Noticias
800Noticias
Deportes

Francia se consagró campeón del mundo por primera vez en su historia. Después de una final sin goles y con poco fútbol en el Ali Sami Ten Arena de Estambul, los europeos vencieron a Uruguay por 4-1 en los penales y se quedaron con el Campeonato Mundial de Turquía 2013. Los sudamericanos se quedaron con las manos vacías y perdieron la final por segunda vez, ya que habían caído ante Argentina en la edición de 1997.

 

Francia mostró un poco más de orden en el comienzo, con mayor control de la pelota, aunque no llegó a generar situaciones claras de gol que inquietaran al arquero De Amores. Uruguay, en tanto, apostó al contraataque y se paró a la espera de un error del rival, y de a poco comenzó a tomar las riendas del partido.

 

A los 20 minutos, Nicolás López tuvo la más clara para los de Juan Verzeri al bajar una pelota de aire y rematar al cuerpo de Areola, quien desvió el disparo al córner. Así, Uruguay, que juega su segunda final en busca del título mundial, terminó el primer tiempo con una mejor imagen.

 

El trámite no cambió demasiado en el complemento. La poca acción en las áreas perduró en casi toda la segunda mitad, con algunos avances peligrosos de López del lado uruguayo. El delantero volvió a tener en sus pies una jugada de riesgo, pero decidió rematar (desviado) cuando tenía dos compañeros libres. Francia mostró más prolijidad en el manejo de la pelota, aunque sin poder encontrar espacios importantes en la defensa rival.

 

A diez del final, Areola se lució al tapar un nuevo remate de López, quien había quedado frente al arco en posición inmejorable para liquidar la historia. Los europeos respondieron cinco minutos más tarde con un tremendo disparo de Veretout que hizo volar a De Amores, y minutos después, el arquero tuvo otra gran intervención al tapar un tiro de Bosetti en el área chica. No hubo manera de quebrar el cero y el partido debió continuar en el alargue.

 

Dos remates de De Arrascaeta fueron lo más destacado de la media hora suplementaria. El buen juego, sin embargo, brilló por su ausencia. Ninguno de los dos equipos se animó a arriesgar en los últimos metros. La final del Mundial no tuvo otro camino que la definición por penales, donde los europeos tuvieron más puntería para llevarse su primer título. El arquero Areola fue el héroe de la jornada al tapar los remates de Velázquez y de De Arrascaeta (Olaza convirtió el único para Uruguay), mientras que Pogba, Veretout, N’Gando y Foulquier fueron certeros en sus ejecuciones para darle a Francia el campeonato del mundo.

 

Información El Clarín

Síguenos por @800noticias