El Chupinazo de Robinson y los Bulls en Miami | 800Noticias
800Noticias
Deportes

 

Chicago, con una soberbia actuación de su base, da la gran sorpresa al vencer a los Heat (86-93) ● San Antonio, con un triple de Ginóbili en la segunda prórroga (129-127), remonta un partido que perdía por 18 puntos

Robinson lanza a canasta ante Allen. / RHONA WISE (EFE)

Enviar a LinkedIn0
 

EnviarImprimirGuardar

Los Bulls hicieron trizas todos los pronósticos con una asombrosa victoria en Miami por 86-93 en una jornada memorable, culminada con el triunfo de los Spurs ante los Warriors gracias a un triple de Ginóbili al final de la segunda prórroga (129-127).

El impacto del resultado y de la estupenda actuación de Chicago abre una inesperada brecha en el orden establecido y en la hoja de ruta del campeonato, que señalaba un dominio poco menos que absoluto de los Heat. La escuadra de LeBron James sigue siendo favorita para repetir el anillo que ganó la pasada campaña, pero su derrota en el primer partido de la serie matiza su perfil de equipo inaccesible.

El triunfo de los Bulls se consumó gracias al poder resolutivo de Nate Robinson, autor de los siete últimos puntos de su equipo y de 11 en los seis minutos y medio finales. El ataque de los Heat fue palideciendo hasta reducirse a la nada. El tiro libre con el que LeBron estableció el 86-83 con solo 2m 22s por jugar fue el último punto de los Heat en el partido. Belinelli empató con un triple y Robinson apuntilló con siete puntos más, mientras que Wade y LeBron fallaron las últimas opciones ofensivas de los Heat.

La victoria de los Bulls es tanto más meritoria si se tienen en cuenta las importantes bajas de tres jugadores importantísimos como Rose, Hinrich y Deng. Pese a causar una sorpresa mayúscula, el triunfo no hace sino certificar el que ya obtuvieron los Bulls el 28 de marzo cuando cortaron la racha de 27 triunfos de Miami, la segunda más larga en la historia de la NBA.

MIAMI, 86-CHICAGO, 93

Miami Heat: Chalmers (5), Wade (14), LeBron James (24), Haslem (4), Bosh (9) –equipo inicial-; R. Allen (9), Battier (6), Andersen (3), Cole (7) y Miller (5).

Chicago Bulls: Robinson (27), J.Butler (21), Belinelli (10), Boozer (6), Noah (13) –equipo inicial-; T. Gibson (12), Teague (0), Mohammed (4) y Cook (0).

Parciales: 15-21, 22-16, 25-21 y 24-35.

American Airlines de Miami. 20.685 espectadores.

“No vamos a poner excusas por el tiempo libre que tuvimos después de eliminar por 4-0 a Milwaukee o por cualquier otra cosa. Hay que darles crédito porque explotaron con 35 puntos en el último cuarto. Obviamente, eso es algo que no debería sucedernos en un partido de playoff en casa”, afirmó el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra.

Nate Robinson, que recibió diez puntos de sutura en el labio después de un encontronazo con LeBron en el primer cuarto, concluyó con 27 puntos y 9 asistencias. Jimmy Butler estuvo en la cancha los 48 minutos de partido y brilló con 21 puntos y 14 rebotes. Noah aportó 13 puntos y 11 rebotes. Los Bulls se sobrepusieron también al mal partido de Boozer, que solo anotó seis puntos con una serie de 3 de 11 en el tiro.

LeBron fue el único de los Heat con números notables: 24 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias. Wade se quedó en 14 puntos y Bosh solo anotó 9 con una serie de 3 de 11. Miami intentará repetir ahora el esquema de la final del Este en 2011 cuando superó por 4-1 a los Chicago pese a que el primer partido de aquella serie lo ganaron los Bulls.

SAN ANTONIO, 129-GOLDEN STATE, 127

San Antonio Spurs: Parker (28), Green (22), Leonard (18), Duncan (19), Diaw (7) –equipo inicial-; Bonner (5), Ginóbili (16), Neal (10), Blair (2) y Joseph (2).

Golden State Warriors: Curry (44), K. Thompson (19), Barnes (19), Ezely (0), Bogut (10) –equipo inicial-; D. Green (10), Jack (15), Landry (8), Bazemore (2) y R. Jefferson (0).

Parciales: 25-28, 24-25, 31-39, 26-14. 1ª prórroga: 9-9. 2ª prórroga: 14-12.

ATT Center de San Antonio. 18.581 espectadores.

En San Antonio se vivió un partido antológico. Se prolongó durante tres horas y cuarto y tuvo dos prórrogas. Los Warriors perdieron una ocasión de oro para sorprender a los Spurs. Gracias a un tercer cuarto magistral de Stephen Curry, en el que obtuvo 22 puntos, llegaron a dominar por 18 (72-90).

A falta de cuatro minutos y medio para el final todavía dominaban por 16 puntos, (88-104). Pero los Spurs les endosaron un parcial de 18-2 y con un triple anotado por Ginóbili y otro fallado por Curry, forzaron la primera prórroga. En la segunda hubo de todo. Los Spurs parecían haber decidido con un triple de Green a falta de un minuto (126-121). Pero falló Ginóbili un triple lejanísimo e innecesario, con 11 segundos de posesión.

A falta de 3,9 segundos Bazemore, con una penetración y su única canasta en el partido, puso por delante de nuevo a los Warriors. Pero entonces, con solo 1,2 segundos en el reloj, Ginóbili se redimió de su fallo anterior y estableció el resultado definitivo (129-127), después de que Jack fallara otro triple ya a la desesperada.

El épico encuentro dio para marcas extraordinarias como los 44 puntos y 11 asistencias de Curry, secundado por Barnes y Thompson, con 19 puntos cada uno. Por los Spurs, destacó su trío estelar, con 28 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias de Parker, 19 puntos y 11 rebotes de Duncan y 16 puntos, 11 asistencias y 7 rebotes de Ginóbili. El alero argentino falló siete triples pero anotó dos decisivos, uno para forzar la primera prórroga y otro para sentenciar el partido.

Los cruces

SEMIFINALES DE CONFERENCIA

Este

Miami-Chicago (0-1)

2º partido. Jueves, 9 de mayo, 01.00.

Nueva York-Indiana (0-1)

2º partido. Miércoles, 8 de mayo, 01.00.

Oeste

San Antonio-Golden State (1-0)

2º partido. Jueves, 9 de mayo, 3.30.

Oklahoma-Memphis (1-0)

2º partido. Miércoles, 8 de mayo, 03.30.

Todos los partidos serán retransmitidos en directo por Canal+ Deportes. Hora peninsular española.

 

Síguenos por @800noticias