Richard Gere cree que “el Trumpismo” no tiene cabida en un mundo “inclusivo” | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

EFE

El actor estadounidense Richard Gere se mostró esperanzado de que los movimientos “pro Trump” sean algo pasajero ya que, en su opinión, este tipo de ideologías no tienen cabida en una sociedad “democrática e inclusiva”.

En una entrevista con Efe en Miami (EE.UU.), donde inaugura la trigésimo cuarta edición del Festival de Cine de esta ciudad, Gere confesó estar preocupado por la situación política que vive Estados Unidos y “los movimientos conservadores” que han aflorado y que han permitido que Donald Trump sea presidente del país.

No obstante, confía en que “el Trumpismo” desaparezca en poco tiempo ya que, a su juicio, estos ideales no tienen cabida en “un mundo tan inclusivo y democrático” como el actual.

“El mundo debe ir hacia la inclusión y todos debemos estar unidos”, dijo el actor, en clara alusión a las políticas de “mano dura” contra la inmigración irregular que ha puesto en marcha Trump desde la Casa Blanca.

El galán del cine de los años 80 y 90, protagonista de películas como “American Gigolo” y “Oficial y caballero”, cree que la industria de Hollywood no tiene el poder para cambiar el mundo, si bien algunos de sus protagonistas, como la actriz Meryl Streep, no han ocultado sus críticas a la actual administración de Trump.

Subrayó que “los cambios deben salir de cada uno” y se confesó en ese sentido impresionado por las “espontáneas protestas” surgidas en el país desde que Donald Trump juró como presidente de EE.UU., y en donde los participantes expresaron “su visión sobre cómo debería ser el mundo, que pasa por la unión”.

Gere se encuentra en Miami para presentar el filme “Norman: The Moderate Raise and Tragic Fall of a New York Fixer”, del que es protagonista y que abre hoy la edición de este año del Festival de Cine de Miami.

En este largometraje de Joseph Cedar, la estrella de Hollywood se pone en la piel de Norman Oppenheimer, un hombre que utiliza sus conexiones para ayudar, aparentemente sin pedir nada a cambio, a que las personas de las altas esferas del poder político, económico y social trabajen conjuntamente “por el bien del país”.

“Todo el mundo debería tener al menos un Norman en su vida” para que la sociedad prospere, señaló el actor, cuya consagración popular quedó sellada con la película de 1990 “Pretty Woman”.

En un tono diferente a aquella comedia romántica, en la que compartió cartel con Julia Roberts, en la cinta que se proyectará en Miami el también guionista Joseph Cedar intenta plasmar el lado oscuro de la política y cómo desde las altas esferas se puede construir “una estructura de corrupción” en la sombra.

“El director creó esta historia para hablar de lo que pasaba en la política, pero creo que lo que cuenta se puede aplicar en cualquier lado”, señaló sobre la película, la cual “habla mucho de corrupción”, pero también del “compromiso” que deben adoptar los políticos por las sociedades.

Con decenas de títulos acumulados en sus más de 40 años de carrera, y que lo han elevado a la categoría de estrella de Hollywood, Gere afirma que cada papel que interpreta en el cine “es un reto”, así sean personajes de una edad avanzada como el que hace en “Norman…”.

Con 67 años a cuestas, Gere confiesa que no tiene inconveniente en interpretar ese tipo de personajes ni encasillarse, a diferencia de lo que pasa con otros actores de su generación, poco dados a protagonizar a personas de edades avanzadas.

“Es trabajo, y a fin de cuentas debo utilizar mi inteligencia para alimentar a mi personaje y creer en mis instintos para hacerlo”, añadió.

Entre bromas, confesó que utiliza su veteranía en la industria del cine para mantenerse como el símbolo sexual con el que alcanzó la fama en los años noventa.

Síguenos por @800noticias