Putin condena las acciones anticonstitucionales en conversación con Erdogan | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El presidente ruso, Vladímir Putin, rechazó este domingo categóricamente las acciones anticonstitucionales y la violencia en la primera conversación telefónica con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, tras la fallida intentona golpista en ese país.

Putin consideró “inadmisibles” esas acciones en la vida de los países “en relación con el intento de derrocar por la fuerza a las autoridades democráticamente elegidas de Turquía”, informó el Kremlin en un comunicado.

Expresó también su confianza en el “pronto restablecimiento del orden constitucional y la estabilidad” en el país y transmitió sus condolencias por las numerosas víctimas civiles y policiales entre aquellos que se enfrentaron a los golpistas.

Además, Putin pidió a Erdogan que garantice la seguridad de los turistas rusos, cuyo número se han incrementado en las últimas semanas tras el inicio de la normalización de las relaciones entre ambos países.

Al respecto, el presidente turco dijo que las autoridades de su país ya han tomado las medidas necesarias.

Ambos mandatarios también acordaron reunirse en breve, encuentro que podría tener lugar ya a principios de agosto, informó Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

Hasta ahora, Putin únicamente se había referido a la asonada militar en Turquía para ordenar al Gobierno que ofreciera toda la ayuda necesaria a los rusos que quieran abandonar Turquía, cuya inestabilidad es una amenaza para toda la región, según el Kremlin.

El primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, opinó que “lo ocurrido demuestra que en la sociedad y en el Ejército turcos existen grandes y profundas contradicciones que se plasmaron en estos eventos”.

Mientras, algunos políticos rusos han sugerido que el golpe puede estar vinculado con el giro copernicano dado en las últimas semanas por Erdogan al normalizar las relaciones con Rusia y con Israel y reiniciar la cooperación antiterrorista.

A finales de junio, Rusia y Turquía normalizaron sus relaciones, después de que Ankara pidiera perdón por el derribo a finales del pasado año de un caza ruso en la frontera con Siria, incidente en el que murieron dos soldados rusos y que provocó una grave crisis en entre ambas potencias.

Síguenos por @800noticias