Presidente de FIA combate inseguridad vial en América Latina | 800Noticias
800Noticias
Deportes

La Habana, Cuba | AFP | El presidente de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), el francés Jean Todt, recientemente nombrado enviado especial de la ONU para la seguridad vial, comenzó el lunes en Cuba una gira por América Latina sobre ese tema.

Tras una estadía en Cuba lunes y martes, Todt prevé continuar su viaje por Ecuador, Perú y Colombia a fin de reunirse con las autoridades y buscar los medios para “tratar que esa pandemia disminuya”, dijo este martes a la AFP.

Los accidentes de carretera dejaron cerca de 1,25 millones de muertos y 50 millones de heridos el pasado año en el mundo.

“Es necesario que haya una toma de conciencia al más alto nivel, en cada país, para colocar los accidentes viales al mismo nivel del sida o el ébola”, insistió.

En Cuba, Todt sostiene encuentros con las más altas autoridades del transporte, así como con los responsables de las agencias de Naciones Unidas, para analizar entre otros el anticuado parque local de automóviles, compuesto básicamente de autos norteamericanos de los años 50 y soviéticos, de los años 70 y 80.

En este país, “hay cerca de 600.000 vehículos, pero sólo hay un 5% de menos de 10 años y alrededor del 50% de los vehículos tiene más de 30 años”, reveló Todt, quien saludó “un verdadero compromiso de las autoridades” en materia de seguridad vial.

“Se necesita de la educación, de aplicar las leyes, mejorar la infraestructura y rejuvenecer los vehículos”, instó el federativo.

Tras medio siglo de restricciones por el régimen comunista, la venta libre de vehículos nuevos comenzó en enero de 2014 para tratar de renovar el parque envejecido, pero los precios astronómicos sólo han permitido unas pocas decenas de transacciones.

El viceministro cubano de Transporte, Oscar del Toro reconoció que las autoridades se enfrentan a “enormes desafíos” en esta área.

En 2009, las autoridades cubanas lanzaron un plan para la seguridad vial de cuatro puntos; el fortalecimiento institucional y legal, la formación y educación, el mantenimiento de las carreteras y vehículos para mayor seguridad. Pero esta estrategia aún no rindió los frutos esperados.

En 2014, 697 personas fallecieron en las vías cubanas, una tasa de 6,2 muertes por 100.000 habitantes, en alza comparado con los años anteriores, pero que el gobierno intenta llevar a 5 por 100.000 habitantes en los próximos años.

Sin embargo, con 356 muertes en el primer semestre de 2015, la tendencia muestra un estancamiento y no una baja.

Síguenos por @800noticias