Presidente de brasileña Odebrecht acusado de corrupción en Petrobras | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Brasilia, Brasil | AFP | Los presidentes de las gigantescas constructoras Odebrecht, Marcelo Odebrecht, y de Andrade Gutierrez, Otavio Azevedo, fueron acusados el viernes por la fiscalía brasileña de organización criminal, corrupción y lavado de dinero en el fraude a la estatal Petrobras.

La fiscalía del estado de Parana (sur), donde se tramita la causa, presentó denuncias contra 22 personas.

Ahora el juez Sergio Moro, encargado de juzgar las acusaciones de los implicados de la esfera privada, debe responder si acepta o rechaza la presentación ligada a los hallazgos de la denominada “Operación Lava Jato” (lavadero de autos).

“Hoy, Lava Jato da otro importante paso en el combate a la impunidad. Fueron ofrecidas las acusaciones criminales contra ejecutivos vinculados a las mayores constructoras de Brasil: Andrade Gutierrez y Odebrecht”, dijo el fiscal Deltan Dallagnol en Curitiba, capital de Parana.

“Las acusaciones están basadas en amplias pruebas”, añadió, en relación a una causa cuyas potenciales ramificaciones políticas mantienen en vilo al país.

La justicia suiza también está investigando potenciales movimientos financieros ligados a Odebrecht y al caso.

Según la investigación en Brasil, entre 2004 y 2014 muchas de las principales constructoras del país ganaron licitaciones para hacer obras en Petrobras sobornando a los directores de la firma. Parte de esos fondos terminaron financiando a partidos políticos, entre ellos el gobernante izquierdista Partido de los Trabajadores.

El pasado 20 de julio tres exdirectivos del grupo de la construcción Camargo Correa, fueron condenados a más de 15 años de prisión, en la primera sentencia dictada contra empresarios involucrados en la red de corrupción.

Como ambos cuentan con el beneficio de haber firmado un acuerdo de colaboración con la justicia, podrán cumplir su sentencia bajo arresto domiciliario.

La “Operación Lava Jato” destapó el fraude en 2014 y motivó la apertura de investigaciones sobre 13 senadores, 22 diputados y dos gobernadores en funciones, un verdadero sismo político que ya está dejando sus cicatrices.

La fiscalía de la nación -con aval de la corte suprema- allanó recientemente propiedades del expresidente y actual senador Fernando Collor e incautó tres vehículos de lujo de una de sus propiedades en Brasilia.

Poco después, la publicación del testimonio de otro de los investigados que confesaron sus delitos para atenuar sus condenas indicó que el poderoso presidente de la cámara baja, Eduardo Cunha, había pedido un soborno de cinco millones de dólares, lo que terminó de impulsarlo a abandonar la coalición de gobierno y pasar a la oposición.

Petrobras presentó su balance 2014 con pérdidas superiores a los 2.000 millones de dólares debido a esta confabulación.

Síguenos por @800noticias