Presidenta surcoreana pide una respuesta firme al ensayo nuclear de Corea del Norte | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

AFP.- La presidenta surcoreana Park Geun-Hye pidió este miércoles a China y a la comunidad internacional que endurezcan las sanciones contra Corea del Norte, en un contexto de tensión tras el nuevo ensayo nuclear de Pyongyang.

También este miércoles Corea del Sur anunció el derribe de un dron presuntamente norcoreano que cruzó la frontera entre ambos países. Según el ministerio de Defensa, el aparato hizo una breve incursión pero dio marcha atrás cuando las tropas surcoreanas lanzaron disparos de advertencia.

El incidente es uno más en la escalada de tensión en la frontera estrictamente vigilada, donde Corea del Sur difunde mensajes de propaganda a través de megafonía como respuesta al ensayo nuclear anunciado la semana pasada por el régimen comunista.

La presidenta Park reiteró este miércoles en su rueda de prensa anual que el ensayo es un “reto inaceptable” para la seguridad del mundo y pidió un frente común.

“Las medidas de respuesta de la comunidad internacional (…) tienen que ser distintas de lo que ha habido hasta ahora” , dijo Park, y pidió a Naciones Unidas que adopte una resolución “más dura” contra Corea del Norte. También anunció que su país hablará con Estados Unidos y sus aliados para tomar “sanciones punitivas”.

Park destacó el papel de China, principal aliado de Corea del Norte y su principal apoyo económico, para presionar a Pyongyang. “Creo que China es consciente de que si la fuerte determinación [de hacer frente a Corea del Norte] no se traduce en medidas tangibles y necesarias, no podremos evitar un quinto o un sexto ensayo nuclear”, dijo Park.

“Nubarrones de guerra”

Las palabras de la presidente surcoreana están en sintonía con las del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, que la semana pasada pidió a China que aplique una política más dura con Corea del Norte.

El régimen de Kim Jong-un aseguró el miércoles pasado haber detonado con éxito una bomba de hidrógeno en miniatura, un anuncio que dejó escépticos a los expertos.

Sea cual sea su potencia real, se trata del cuarto ensayo nuclear desde 2006 y un signo de que Pyongyang tiene la intención de seguir desarrollando armas nucleares a pesar de la condena internacional.

“Puede haber nuevas provocaciones de Corea del Norte en cualquier momento”, dijo Park, y aseguró que su país está negociando con Washington la transferencia a la península coreana de “activos estratégicos” estadounidenses.

El domingo un bombardero estadounidense B-52 sobrevoló la península coreana y los expertos esperan la próxima llegada a la región del portaviones USS Ronald Reagan, de bombarderos B-2 y de cazas F-22.

En una reunión con sus expertos nucleares el martes en Pyongyang, Kim Jong-Un aseguró que el anuncio de sanciones y movimientos militares “traen nubarrones de guerra” a la península coreana.

El líder comunista pidió a sus expertos construir una fuerza nuclear “capaz de llevar a cabo ataques nucleares en cualquier momento contra los imperialistas dirigidos por Estados Unidos”, según la agencia oficial KCNA.

Estos anuncios suelen ser recibidos con escepticismo por los expertos en armamento, como cuando Corea del Norte afirmó en diciembre haber probado con éxito un misil balístico lanzado desde un submarino (SLBM).

El James Martin Center for Nonproliferation Studies, con sede en California, desveló este miércoles que el vídeo publicado por Pyongyang en esa ocasión en realidad fue manipulado para esconder un “fracaso” catastrófico.

“Manipularon las imágenes para intentar ocultar el resultado pero en un vídeo […] el cohete parece explotar”, dijo Catherine Dill, una investigadora del centro.

Síguenos por @800noticias