Por un teléfono asesinan a venezolano en Colombia | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Agencias

Un venezolano, identificado como Eduard Enrique Molina Briceño (26), fue asesinado tras ser apuñalado en el pecho luego de mantener un enfrentamiento con un joven en el barrio San Francisco, en la ciudad de Bucaramanga, Colombia.

Molina se encontraba en Santander con su esposa y su hija de 2 años, con quienes había partido de Barquisimeto, su ciudad natal, en busca de una mejor futuro y mejores condiciones laborales.

Según precisó el diario colombiano La Vanguardia, el venezolano vivía en el barrio Gaitán y se ganaba la vida como un vendedor ambulante en la calle 13 con carrera 21 del sector antes mencionado, cercano a la plaza de Mercado de San Francisco.
De acuerdo con varios testigos, en horas de la mañana de ayer se desató una pelea entre Molina y otro vendedor ambulante identificado como Stiven David Montoya Ruiz, lo que los obligó a paralizar las actividades comerciales durante unos minutos.

Mientras, Betty Carolina Calderón Herrera, cuñada del hoy occiso, aseguró que el conflicto entre los hombres se inició por el presunto hurto de un teléfono celular.

“El problema comenzó por un teléfono. Mi cuñado (Eduar) había ido a una bodega de aguacates y estando allá se le cayó un celular que una señora le había dejado empeñado por $50 mil. Como la señora vino a buscar el teléfono, mi cuñado fue a buscarlo, ahí un muchacho le contó que Steven lo había agarrado”, relató la mujer.

Molina buscó a Stiven David, de 22 años, y le reclamó por el celular. Poco a poco la discusión fue subiendo de nivel hasta que los dos sujetos se fueron a los golpes. Pese a agredirse mutuamente, el pleito no paró, por el contrario, la situación empeoró cuando ambos sacaron armas blancas.

Hasta que el joven de 22 años le propinó una puñalada en el pecho al venezolano, con la cual le puso fin al violento enfrentamiento.

Pese a las condiciones del venezolano, salió en busca de ayuda médica en la Unidad Intermedia Materno Infantil Santa Teresita, Uimist, localizada en carrera 21, a pocos pasos del sitio donde sucedieron los hechos. No obstante, el venezolano no aguantó y se desplomó y aunque varias personas lo levantaron y lo ingresaron al centro asistencial, los esfuerzos médicos fueron en vano, el venezolano falleció.

El agresor del Briceño fue arrestado en el barrio San Alonso, cuando intentaba escapar. El vendedor ambulante fue llevado al Hospital Universitario de Santander, para ser atendido por una herida leve en la oreja.

“Llegó a Colombia con ganas de surgir, de trabajar. Es triste darle una noticia así a una madre y peor aún llevarlo a Venezuela en una urna, qué situación, qué dolor”, agregó la familiar de la víctima.

Suscribir vía Telegram

SU COMENTARIO ES IMPORTANTE

Síguenos por @800noticias