¿Por qué son tan importantes el hierro, ácido fólico y el calcio durante el embarazo? | 800Noticias
800Noticias
Salud

New 7 Paper

Ácido fólico: Es una vitamina esencial para el desarrollo del sistema nervioso central del bebé. El consumo adecuado de esta vitamina en las semanas previas a la concepción, y durante las primeras semanas del embarazo; disminuye los casos de malformaciones del tubo neural.

Por eso se recomienda tomar un suplemento de ácido fólico de 0,4mg por día desde un mes y medio antes de la concepción y hasta cumplidos los primeros 28 días del embarazo.

Para las mujeres con antecedentes de niños con malformaciones del tubo neural, el suplemento es de 4mg por día. Durante el resto del embarazo también se recomienda un suplemento diario de 0,5mg.

Además se aconseja incluir alimentos ricos en esta vitamina como son: hígado, riñón y verduras de hojas verdes (lechuga, espinaca y brócoli, por ejemplo).
Hierro: Es un mineral vital para el funcionamiento de nuestro cuerpo. Las mujeres embarazadas o que están amamantando necesitan un 50% más de hierro que las que no lo están. A veces es difícil cubrir la porción diaria con la alimentación, por lo cual el médico puede recetar un complemento en forma de pastillas.
 En los alimentos, encontramos hierro en las carnes rojas o blancas, en las legumbres y en los cereales. Conviene acompañarlos con alguna fruta cítrica ya que ayuda a aprovecharlo mejor. Así mismo se aconseja no consumir mate cocido, té, café o gaseosas durante o después de estas comidas, ya que dificultan la absorción del hierro de origen vegetal.

Calcio: Es un mineral indispensable en la formación de huesos y dientes. La mamá debe consumir todos los días leche, yogures, y quesos ricos en este mineral para asegurarse así su cuota diaria de calcio.

Síguenos por @800noticias