+VIDEO | Pocos productos regulados llegan a mercados municipales | 800Noticias
800Noticias
Economía

Por Odell López Escote

No hay día previsto, no hay fecha exacta. Los productos regulados llegan a los mercados municipales “a cuenta gotas”, lo que genera molestia en los consumidores que algunas veces hacen largas colas de hasta cinco horas sin poder comprar nada.

En el Mercado Guaicaipuro solo había una larga cola, este jueves, que se formó en apenas cinco minutos. Todos querían comprar Harina Pan y mantequilla, productos que llegaron repentinamente a uno de los locales del sitio. La GNB también llegó de inmediato ante tal desorden.

Maira Rodríguez contó a 800 Noticias que ha salido desde el lunes en búsqueda de productos regulados y no ha conseguido. “Tengo 15 días sin arroz, sin pasta, sin harina. Esa es la base de la comida del venezolano y no tenemos. He salido con mis nietas para que puedan comprar cada una por número de cédula pero es que no hay nada”.

En la cola, Rodríguez tiene 22 personas adelante y se siente afortunada porque cree que se llevará sus dos kilos de harina y su mantequilla. “Para las arepas, arepa sin mantequilla no nos gusta”.

Hay otros productos que también están escasos: La avena, la salsa de tomate y el atún no aparecen por los locales del lugar desde hace dos meses. “Yo no entiendo cómo vemos afuera de este mercado buhoneros vendiendo esos productos al triple de lo que cuesta”, se queja uno de los comerciantes.

Las caraotas no está desparecidas pero si están caras: Medio kilo cuesta 1300 bolívares, mientras que el medio kilo de lentejas vale 1400 bolívares.

Las legumbres bajaron su precio respecto a diciembre, pero no volvieron al valor que tenían antes de navidad. Un kilo de cebolla está en 900 bolívares, el tomate en 800 bolívares, la papa 400 bolívares. Cinco plátanos lo venden en 500 bolívares.

“Cada día todo está peor. Ahorita viene carnaval, después de carnaval entonces todo viene aumentado.  ¿Por qué? No sé, pero así funciona este país”, dice Rogelio Amaranto quien con su esposa trataba de conseguir algún producto al alcance de su bolsillo.

De jabón y detergentes nada se sabe. Ahora la modalidad es vender garrafones de un líquido que, según los vendedores, sirve para lavar platos, ropa, pisos, baños. Un multiusos, tal como lo venden.

Síguenos por @800noticias