Pacientes que no pudieron escapar de las llamas estaban amarradas y dopadas | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Jenny Oropeza-Fue un corto circuito lo que originó el incendio, en el Geriatrico Chivacoa, en la avenida Mohedano entre 3era y 4 ta transversal de Altamira. Eran  dos enfermeros para atender a 40 pacientes. Así lo informaron los familiares de una de las víctimas que acudieron a la Morgue de Bello Monte a retirar el cuerpo de sus seres queridos.

Lisbeth Carrero, sobrina de Maria Dolores Mendez de 40 años, quien pereciera en el incendio aseguro que su tia estaba ” amarrada y dopada”  cuando ocurrió el hecho.

Maria Dolores, desde pequeña le dio Meringuitis, a medida que avanzaba la degeneración en el cerebro se torno violenta e incluso vecinos se quejaron de ello, por lo que la familia opto por llevarla a tratamientos con médicos. Un doctor del Seguro Social dio la autorización parta ser internada.

Los familiares aseguraron que el Geriatrico Chivacoa ubicado en Chacao funcionaba como casa de reposo, donde eran atendidas personas que no eran de la tercera edad, con diversas patologías
Yuliana Alarcón familiar de otra de las víctimas también se quejó de la seguridad del centro e indicó que su tía  María Alarcón fue internada por sufrís de Alzheimer ” mi tía estaba amarrada… El incendio comenzó cuando otra paciente colocó a cargar un celular originó un corto circuito un colchón estaba cerca y agarro fuego” dijo.

Síguenos por @800noticias