ONU defiende enérgicamente la Corte Penal Internacional | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El alto comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad al Hussein, defendió enérgicamente a la Corte Penal Internacional (CPI), después de que varios países africanos y Rusia hoy mismo anunciaran su retirada del alto tribunal.

La CPI fue establecida en 2003 para juzgar crímenes de guerra, contra la humanidad y genocidio cuando las cortes nacionales no quieran o no puedan asumir esa función.

Sudáfrica, Burundi y Gambia anunciaron recientemente que a pesar de haber firmado y ratificado el Estatuto de Roma y, por lo tanto, estar sujetos a la Corte Penal Internacional, van a retirarse y quedar fuera de la jurisdicción del tribunal, alegando que éste es parcial y colonial por juzgar sólo a personas africanas.

Además, hoy mismo el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó revocar la firma de Rusia del Estatuto de Roma, la base legal que creó la Corte Penal Internacional.

Los afectados por graves crímenes tendrán dificultades para entender el motivo por el que son “abandonados por estos Estados y se convierten en víctimas dobles porque con la retirada se les deniega el derecho a la reparación y compensación”, dijo Zeid en un comunicado.

El texto recoge las palabras del alto comisionado en la Asamblea de Estados Partes del Estatuto de Roma en la Haya, en las que enfatiza que los Estados que se han retirado de la CPI solo buscan “proteger a sus líderes de una eventual investigación”.

“Estoy muy triste por lo que pasa. Los países africanos han sido la médula espinal de esta Corte y su liderazgo, especialmente en los primeros días, fue ejemplar”, aseguró.

Zeid se mostró, sin embargo, “muy contento ya que muchos países africanos, incluyendo Botsuana, Costa de Marfil, Nigeria, Malawi, Senegal, Tanzania, Zambia y Sierra Leona han manifestado que no se irán”.

Namibia y Uganda han expresado también su deseo de dejar el tribunal, camino que podrían seguir Chad y Yibuti, según han dejado entender sus mandatarios.

Zeid recordó que no es la primera vez que la corte tiene que enfrentar graves problemas y advirtió que no será la última.

“Una nueva tendencia islacionista y un liderazgo sin principios está creciendo alrededor del mundo. Seguramente habrá más ataques contra la Corte próximamente. Se necesitará toda la fuerza y los recursos de los Estados que se queden para resistir los desafíos. Ahora no es el momento para abandonar el lugar. Este es el momento de la determinación y la fuerza”, concluyó.

Zeid fue uno de los negociadores de la formación y establecimiento de la CPI, y en 2002 fue elegido el primer presidente de la Asamblea de Estados Partes del Estatuto de Roma, cargo desde el que ayudó a elegir al primer fiscal jefe y a los 18 primeros jueces de la Corte. EFE

Síguenos por @800noticias