Natalia Tena, la salvaje de “Juego de Tronos”, sueña con ser “reina demócrata” | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

París, Francia | AFP | La actriz Natalia Tena, la salvaje Osha en “Juego de Tronos”, querría que su personaje se convirtiera en una “reina demócrata”, aseguró en una entrevista a la AFP coincidiendo con el estreno en Francia de la película “10.000 km” del español Carlos Marqués-Marcet.

Aunque no pudo avanzar nada de la trama de la exitosa serie, cuya quinta temporada arrancó en Estados Unidos el 12 de abril, la actriz nacida en 1984 en Londres de padres españoles sí imaginó el futuro que le gustaría para su personaje.

“Yo intentaría ser una reina muy demócrata, pero mataría también a mucha gente, a los ‘malos'”, bromeó Tena, quien llenaría el trono de hierro de “pieles para hacerlo un poco más cómodo”.

A la espera de su próxima aparición, o no, en la serie fantástica basada en las novelas de George R.R. Martin, los fans de esta intérprete, famosa también por encarnar en la gran pantalla a la metamorfomaga Nymphadora Tonks de la saga Harry Potter, podrán verla actuar en “10.000 km”.

El primer largometraje de ficción del realizador catalán, premiado en España con el Goya al mejor director novel, narra la historia de una pareja consolidada, Alexandra (Natalia Tena) y Sergi (David Verdaguer), quienes mediante las nuevas tecnologías intentan mantener su relación a 10.000 kilómetros de distancia, entre Barcelona y Los Ángeles.

¿Cuáles fueron las fuentes de inspiración? “Cuando me fui a estudiar a Estados Unidos, a Los Ángeles, por la noche pasaba mucho tiempo delante del ordenador hablando con la familia y con los amigos”, explica a la AFP el realizador nacido en Barcelona en 1983, quien presentó su filme el lunes en la capital francesa.

A partir de su experiencia personal -y la de sus amigos- empezó a construir esta historia universal, que a su juicio es cada vez más común, especialmente en España. Y, para que los actores captaran la intimidad de una pareja separada por un océano, optó por trabajar sin tapujos.

– El español, lo más difícil –

“El primer día era hacer un striptease el uno al otro. Teníamos que escoger 10 canciones. Y, de todas las canciones del mundo, David y yo coincidimos en una: ‘Just a gigolo'”, explica Tena, quien tuvo que improvisar junto a su pareja de ficción toda una vida (primer beso, la primera vez) para que sus cuerpos guardaran una memoria de siete años de relación.

Sin embargo, a pesar de hablar español, la también cantante del grupo británico Molotov Jukebox se enfrentó a su mayor reto, el de “memorizar un guión en español”. “Sí, la estaba cagando en el tono. Aunque también hablo en español, tengo algo muy londinense”.

A pesar de todo, no descarta volver a trabajar en la lengua de sus padres, con la que ha conseguido el premio del Festival de Málaga a la mejor actriz y una nominación al Goya a la mejor actriz revelación.

Y esta oportunidad podría venir de la mano de nuevo de Marqués-Marcet, quien para su próximo largometraje quiere volver a contar con la “familia”, esto es, el reparto y el equipo técnico de “10.000 km”.

“La idea es juntar a Natalia y David, pero con personajes distintos y hablar de la familia, desde el punto de vista de que uno quiere tener un hijo y el otro no”, avanza el director, quien contará para esta comedia con tres personajes principales.

“10.000 km”, que por el momento no cuenta con distribución en América Latina, se proyectará en salas francesas a partir del 29 de abril antes de llegar a Estados Unidos el 10 de junio.

Síguenos por @800noticias