Nadal sigue imbatible en el Roland Garros y pasa a cuartos de final | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

Con información de LaVanguardia.com

La superioridad de Rafa Nadal está fuera de toda duda. Al menos hasta los octavos de final de Roland Garros no ha habido otro tenista que haya vencido y convencido de la manera en que lo está haciendo el balear. El partido de octavos de final contra Roberto Bautista no fue una excepción. Nadal volvió a arrasar en una hora y 51 minutos (6-1, 6-2, 6-2) y se plantó a la siguiente ronda, donde se enfrentará al ganador del encuentro entre Milos Raonic y Pablo Carreño.

En su partido 78 en este Grand Slam, Nadal igualó con el suizo Roger Federer en número de veces en colocarse entre los ocho mejores del torneo. El tenista mallorquín, que persigue levantar su décima Copa de los Mosqueteros, llega a sus undécimos cuartos con el segundo mejor balance de su carrera, con solo 20 juegos cedidos, uno más que en 2012.

El tenista mallorquín llega a sus undécimos cuartos con el segundo mejor balance de su carrera, con solo 20 juegos cedidos.

Poderoso como en sus mejores años, Nadal no tuvo piedad de su compatriota, como había sucedido en las doce precedentes veces que se enfrentó en Roland Garros a un tenista de su misma nacionalidad.

Bautista, que había mostrado un buen nivel en París, fue víctima del gran tenis del mallorquín, que con la de hoy suma ya 99 triunfos sobre tierra batida en partidos al mejor de cinco sets, en los que solo ha dejado escapar dos derrotas.

Bautista felicita a Nadal

Tras haber sumado su décima victoria en Montecarlo y en Barcelona y haber ganado también en Madrid, Nadal suma ya 21 triunfos este año en tierra batida, superficie en la que solo ha concedido una derrota.

Nadal fue implacable, muy concentrado, incluso en los pasajes en los que el juez de silla, el portugués Carlos Ramos, le advirtió porque superaba los 20 segundos para preparar el saque.

En el primer set, cuando le marcó el primero de ellos -luego le indicaría otro, a falta de un tercero que se traduce en un punto-, Nadal discutió con él, antes de que, enfadado, le amenazara: “puedes pitarme hoy todos los que quieras, porque no me vas a pitar más”, le dijo. Cada vez que esto sucedía, el mallorquín salía más motivado y Bautista pagaba los platos rotos.

El castellonense, que cedido solo un set en su camino a sus segundos octavos de final de Roland Garros, volvió a encontrarse con un muro enfrente. Si el año pasado fue el serbio Djokovic, que acabó ganando el torneo, quien le apeó en ese estadio de la competición, en esta ocasión fue un Nadal en plenitud de forma quien lo hizo.

Síguenos por @800noticias