Macri defiende el “coraje y velocidad” de su Gobierno a un año de su triunfo | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, defendió este martes, al cumplirse un año de su triunfo electoral, las decisiones “con coraje y velocidad” tomadas por su Gobierno para hacer frente a un punto de partida, tras 12 años de kirchnerismo, que era “infinitamente” peor de lo que imaginaba.

“Nos encontramos un país quebrado, no solo en ‘default’, sino sin energía, con un déficit fiscal enorme, con una presión tributaria de las más altas de la región, con deudas por todos los lados, pero frente a eso tuvimos un gran primer éxito: que evitamos la quinta crisis terminal en menos de 50 años”, aseveró el mandatario.

Macri fue el encargado de pronunciar el discurso final en la jornada de cierre de la 22° Conferencia Industrial Argentina, un foro empresarial destinado a debatir sobre la agenda de temas que vinculan al sector industrial y el desarrollo regional.

En esta instancia, el jefe de Estado remarcó que hace un año los argentinos eligieron “un cambio de valores” y cultural, “que comenzó y que llevará años”, pero que “inspiró a la mayoría de argentinos a creer”, como recordó había pedido en su intervención en la misma conferencia pero de 2015.

“Realmente parece ayer y a la vez parece que pasaron 10 años. No como algunos dicen por lo que envejecí, porque estoy en el mejor momento especialmente futbolístico, sino por la cantidad de cosas que sucedieron en la argentina impensadas y en el mundo”, consideró Macri entre risas.

“Creo profundamente en la capacidad de emprender, de hacer y desarrollar que tienen ustedes. Necesito que crean que son capaces y que los desafíos que plantea el mundo son posibles”, agregó.

Macri dijo que la situación del país tras el Gobierno de Cristina Fernández (2007-2015) era “infinitamente peor” de lo que se imaginaba y por ello valoró que si bien su Gobierno “tomó decisiones con coraje y velocidad”, lo más importante fue que los argentinos decidieron “no perder tiempo en buscar culpables y canalizar el enojo y bronca en empezar a construir soluciones”.

Recordó además que tras acabar con el “apagón estadístico” y volver a publicar datos socioeconómicos oficiales, “lamentablemente surgió la realidad”, por la que más del 32 % de la población está en la pobreza.

“Este año fue un año duro, duro para la industria y para muchos argentinos. Por eso llevamos a cabo una propuesta que amplió la ayuda social a los niveles más altos de nuestra historia, el nuevo presupuesto -que está en vías de aprobarse- tiene el gasto social más grande de la historia”, argumentó el presidente.

Convencido de que en 2017 el país va a crecer porque se han echado las bases “en base a nuevos valores y políticas claras”, añadió que el desafío es crecer 10, 20 y 30 años en forma “consecutiva, contante, y pareja”, lo que llevará al desarrollo que saque a los argentinos de la pobreza.

“Que todos juntos y después sector por sector entendamos de qué manera podamos mejorar con un eje fundamental que es la productividad, o la competitividad, que la hemos perdido pero claramente la vamos a ganar, porque tenemos con qué”, afirmó.

Con todo, Macri dijo que el primero que tiene que dar el ejemplo es el Gobierno, “primero reduciendo el déficit fiscal”.

“Ahí es donde digo.. está claro que endeudarse permanentemente para sostener un déficit fiscal es muy malo, como también la inflación es horrible y condena a los que menos tienen, pero también hay que decir ¿qué vamos a recortar?… esa es la discusión que comienza en 2017”, expresó.

“Porque necesitamos fortaleza interior, no estar sujetos a los cambios que sucedan en el mundo (…) y la única manera es estar equilibrados, hoy no lo estamos”, agregó.

Entre los puntos pendientes del Gobierno, indicó que tiene que trabajar para reducir los impuestos, ya que con el nivel actual “se hace difícil crecer”, así como por quitar “tantas reglas absurdas caldo para la corrupción”.

“Lo último que tenemos que hacer como Gobierno, y tal vez lo más delicado, es hacer una integración al mundo inteligente, porque yo no creo que levantando muros construyamos solución. La solución es sabernos integrar inteligentemente, defendiendo el valor de lo que hacemos”, subrayó.

Tras abogar por un Gobierno con un sector privado al lado, se dirigió a los líderes de los gremios.

“No podemos salir al mundo y aceptar los desafíos del siglo XXI (…) con convenios laborales del siglo XX y algunos de la primera parte del siglo XX. Tenemos que sentarnos en la mesa para discutir todos los convenios de vuelta para defender los trabajos y crear nuevos, con coraje. Todos queremos lo mismo. Queremos generar trabajo”, sentenció.

“Todo esto se basa en que creamos y confiemos en nosotros mismos, el mundo nos ha abierto una oportunidad como nunca antes en nuestra historia”, aseveró.

Síguenos por @800noticias