Las claves del plan de choque de Santos para atender a deportados | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

El Tiempo.-   El presidente Juan Manuel Santos presentó, desde Cúcuta, un paquete de soluciones para los 1.097 colombianos deportados por las autoridades venezolanas y por lo menos otros 5.000 que han huido de ese país por trochas por temor a ultrajes y humillaciones.

El mandatario colombiano entregó al final de la tarde un plan de choque puntual, dirigido a atender las necesidades prioritarias de quienes fueron obligados a retornar al país en condiciones de pobreza absoluta.

En educación: Santos garantizó cupos en escuelas y colegios para todos los niños, en cualquier parte del país, y alimentación. La próxima semana habrá un “matriculatón”, para que ninguno de los menores deportados se quede sin estudio.

Trabajo: los ministerios de Trabajo y Vivienda, el Sena, el Departamento de la Prosperidad Social, en colaboración con la Gobernación y la Alcaldía de Cúcuta, garantizaron la apertura de 2.300 plazas de empleo, de manera inmediata, en distintos sectores productivos.

Vivienda: habrá un subsidio de 250.000 pesos mensuales, por familia, para el pago de arriendo, mientras se resuelve de fondo el tema de vivienda. Además, Cúcuta tendrá un nuevo desarrollo de vivienda gratis.

Gasolina: el mandatario neogranadino ordenó un aumento del 30 por ciento en el cupo de gasolina subsidiada para el Norte de Santander y aseguró que no hay razón para pensar que vaya a presentarse desabastecimiento de combustible en la zona. También ordenó la ampliación de horarios de atención en las estaciones de servicio, que en algunos casos será de 24 horas.

Salud: se estableció un plan de monitoreo de cada una de los deportados para evitar cualquier brote de enfermedad causado por la situación social. Este jueves habrá una jornada especial de atención de menores.

 

No son paramilitares

El presidente Juan Manuel Santos, en tono de indignación, enfatizó que los deportados “no son ningunos paramilitares”, sino colombianos humildes con deseos de vivir y de trabajar. Acompañado de su gabinete ministerial, y en tono de reclamo, Santos exigió “respeto por la dignidad de los colombianos”.

Santos deploró el gobierno venezolano no haya cumplido su promesa, hace 48 horas, de permitir que los ciudadanos expulsados puedan retornar hasta las que fueron sus viviendas, acompañados por el Defensor del Pueblo, a recoger los enseres que tuvieron que dejar abandonados. Dijo que desde hace tres días hay 15 camiones en la frontera, listos para ir por las cosas que dejaron al otro lado, pero que no han sido autorizados por las autoridades.

Síguenos por @800noticias