La imagen más triste| Una joven retrata a sus abuelos para pedir que vuelvan a estar juntos | 800Noticias
800Noticias
Fotos de Impacto

El País

Wolfram y Anita Gottschalk son un matrimonio canadiense que llevan 62 años juntos. Desde hace 8 meses, sin embargo, están separados en contra de su voluntad. El motivo -según ha explicado su nieta en Facebook- es la dificultad de la familia para conseguir que los acojan en la misma residencia de ancianos.

Su historia ha trascendido el pasado 24 de agosto después de que Ashley Bartyik compartiera una foto de sus abuelos despidiéndose tras uno de sus encuentros semanales: “Lloran cada vez que se ven y es desgarrador”, explica su nieta en el post que acompaña a la imagen y en el que hace un llamamiento a la administración para que solucione su problema. Desde entonces su petición ha sido compartida por más de 8.000 personas.

Ashley, de 29 años, cuenta a Verne a través de un mensaje privado, que en este momento ha renunciado a trabajar para hacerse cargo de su abuela, ya que cada dos días traslada a Anita hasta el lugar en el que se encuentra Wolfram para que puedan verse. Su abuelo, de 83 años, fue el primero en necesitar asistencia médica profesional debido a su demencia. En enero ingresó en un centro y unos meses después la salud de su mujer Anita, de 81 años, también empeoró. La situación, tal y como relata en el post su nieta, se ha agravado en los últimos días después de que a su abuelo le haya sido diagnosticado un linfoma.

La joven, que reside en la ciudad de Surrey, recuerda que compartió la foto “el día que nos dijeron que mi abuelo tenía cáncer porque quería mis amigos me ayudasen a que se hiciera público y ver si alguien podía ayudarnos. La había sacado justo el día antes”, comenta. La familia cree que este nuevo diagnóstico hace aún “más urgente” su reunión. “Su demencia crece más fuerte cada día, pero el recuerdo de mi abuela no se ha desvanecido ni un ápice… todavía. Tememos, sin embargo, que si siguen viviendo separados durante mucho tiempo, el recuerdo que tiene de ella desaparecerá”. Después de tantos años juntos, relata su nieta, “merecen pasar sus últimos momentos en el mismo edificio”.

Un portavoz de Fraser Health, el servicio canadiense que gestiona estas cuestiones y que Ashley cita en su escrito, ha señalado en declaraciones a CTV News que “entienden lo doloroso que esta situación es para la familia” y que “continúan trabajando para reunir a la pareja”. Algo que, dicen, esperan que se produzca en las próximas semanas.

La joven, que agradece todas las muestras de apoyo recibidas a través de las redes sociales, confirma que Fraser Health ya se ha puesto en contacto con ellos: “Nos han llamado”, explica, “y nos han dicho que en estos momentos somos su principal prioridad, pero no pueden darnos una fecha concreta”.

Síguenos por @800noticias