La fuerte sequía obliga a California a restringir por primera vez el agua | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

Los Angeles, Estados Unidos | AFP | La fuerte sequía que sufre California desde hace cuatro años obligó este miércoles al gobierno estatal a poner en marcha por primera vez en su historia una serie de medidas para reducir el gasto de agua en un 25% mediante una orden ejecutiva.

El gobernador demócrata Jerry Brown escogió las montañas sin nieve de la cordillera de Sierra Nevada para hacer su anuncio y reflejar así que los ríos y los embalses de esta región del este de Estados Unidos están por debajo de sus capacidades.

“Hoy (miércoles) estamos parados sobre un césped seco donde tendría que haber un metro y medio de nieve. Esta sequía histórica obliga a tomar medidas sin precedentes”, dijo el político.

Brown ya tuvo que declarar el año pasado el estado de emergencia debido a la sequía, que ha afectado severamente la agricultura, mientras los expertos buscaban la mejor forma de distribuir el agua entre los más de 38 millones de habitantes que tiene California.

Las intensas lluvias que cayeron durante el invierno boreal, y que llegaron a provocar fuertes inundaciones, hicieron pensar a más de un ciudadano que aliviarían la situación.

Pero tal y como avanzaron entonces los meteorólogos, California necesita muchas tormentas para notar un cambio.

Ante este panorama, la orden ejecutiva promulgada por Brown obligará a que se sustituyan 4,6 km2 de jardines y céspedes por plantas de clima desértico como los cáctus, la lavanda y los agaves.

Las nuevas viviendas no podrán regar sus parterres con agua potable, a menos que dispongan de un sistema eficiente de riego por goteo, al tiempo que se forzará a cementerios, campos de golf, campus universitarios y otras instalaciones con grandes superficies de césped a recortar el uso de agua.

El gobierno californiano también creará un programa para reembolsar a los vecinos que cambien sus electrodomésticos viejos por modelos que ahorren agua.

– Agricultura y otras industrias –

Por otro lado, se prevé que las agencias locales que gestionan el suministro de agua regularán sus precios para alentar a los usuarios a no malgastar este bien.

Los expertos acogieron la decisión de Brown, aunque algunos apuntaron que el anuncio dejó cabos sueltos.

“Las medidas son buenas y necesarias”, explicó a la AFP el profesor de estudios medioambientales Timothy Krantz sobre el objetivo de reducir un 25% el consumo de agua.

“Pero ¿cómo harán las ciudades para controlar a los ciudadanos?”, se preguntó.

Con respecto a la agricultura, la industria que necesita más agua, Krantz afirmó que “algunos cultivos como el arroz deberán interrumpirse, mientras que otros deberán reducirse”, como la alfalfa.

Eso obligaría a las autoridades a impulsar más subvenciones para atajar las pérdidas.

El gobierno estatal activará por el momento un sistema para evitar despilfarros y proteger así a los agricultores, “que hasta ahora han pagado con creces los efectos de la sequía”.

La Universidad de California vaticinó que la sequía del año pasado costaría unos 1.700 millones de dólares y provocaría la eliminación de unos 14.500 puestos de trabajo en el Valle Central, la región más rica del mundo en producción de alimentos.

En esta zona, que tiene unos 700 km de norte a sur y 2,8 millones de hectáreas, crece la mayoría de frutas, verduras y frutos secos que se cultivan en Estados Unidos.

Krantz lamentó que Brown no incluyera en sus medidas la industria del petróleo, sobre todo la fracturación hidráulica -conocida como “fracking”-, que se abastece de grandes cantidades de agua para funcionar.

La NASA señaló en diciembre que California necesita más de 41.000 millones de litros de agua para recuperarse de la sequía.

“Como californianos, debemos aunar esfuerzos y ahorrar agua de cualquier forma posible”, dijo el gobernador.

 

Síguenos por @800noticias