“La Defensoría del Pueblo no es bufete privado” | 800Noticias
800Noticias
Nacionales

La Defensoría del Pueblo no es bufete, es una institución nacional de Derechos Humanos, que defiende los derechos de los ciudadanos sin distinción, destacó este domingo Tarek William Saab, defensor del Pueblo.

“Somos un Estado garante de los derechos humanos de todos los ciudadanos del país, sin distinción de ningún tipo”, afirmó Saab en entrevista en el programa Kiosco Veraz, transmitido este domingo por Venezolana de Televisión.

En este sentido, apuntó que la Defensoría del Pueblo no es bufete privado para atender casos en particular, sino que es una institución que “educa en derechos humanos, forma en derechos humanos, defiende derechos humanos colectivos, sociales, en atención a la salud, a la educación, a los trabajadores”.

“Nuestra labor es atender al pueblo sin distingo político buscando que la defensoría tenga un poder moral. Si cualquier individuo, sin distinción de sexo, raza, color, religión o ideología, busca el servicio público de la institución nuestro deber es escucharlo”, puntualizó.

Destacó la importancia de la formación sobre DDHH para comprender que el tema va más allá de la denuncia de un hecho en específico.

Indicó que la Defensoría del Pueblo ha intermediado con el Poder Judicial, a través de la Sala Penal del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), la solicitud de libertades con medidas humanitarias, a ciudadanos que están privados de libertad que se encuentran enfermos.

“Se ha otorgado seis medidas sustitutivas de libertad por los casos por ejemplo del abogado Marcelo Clovato, Miguel Ángel Nieto, Pablo Estrada. Sin embargo, el sector opositor no reconoce esto, porque para ellos lo que quieren es demoler las instituciones, es acabarlas. Y no es que estemos haciendo actos heroicos, no, estamos haciendo nuestro trabajo, pero son gestos que en el pasado no existían. Antes los enfermos presos, con causas de cualquier signo morían en prisión”, señaló Saab.

En relación al llamado Club de Madrid, que reúne a 25 ex presidentes, entre los que se encuentran el español Felipe González, el mexicano Felipe Calderón, el colombiano Andrés Pastrana y el chileno Sebastián Piñera; el defensor del pueblo manifestó que “la gran mayoría de los allí reunidos tienen sus manos bañadas de sangre por sus prácticas cuando gobernaron sus países”.

“Sacar un club para hablar mal de Venezuela y dañarla quiere decir que no es un club sino un cartel, cuyo líder no es (Felipe) González sino pudiera ser Obama (Barack)”, recalcó.

Recientemente los 25 ex presidentes de la extrema derecha iberoamericana suscribieron un documento en el que plantean una supuesta corrección de los múltiples desequilibrios macroeconómicos existentes en Venezuela, en una clara injerencia en los asuntos internos del país.

Además, el texto solicita “la liberación inmediata” de los derechistas Leopoldo López y Antonio Ledezma, quienes son actualmente procesados por la justicia venezolana por dirigir las acciones violentas y vandálicas, emprendidas por sectores de la derecha venezolana en 2014, que causaron la muerte a 43 personas y 878 lesionados.

AVN

Síguenos por @800noticias