Irene Esser tras quedar accidentada: Estoy agradecida por haber caído en ese hueco | 800Noticias
800Noticias
Entretenimiento

Redacción 800 Noticias

La ex miss Venezuela Irene Esser se quedó accidentada la noche de este viernes en la población de El Rosario, luego de que uno de sus cauchos perdiera presión a causa de caer en una hueco mientras se desplazaba por la carrtera. La ex reina de belleza relató el momento que se transformó en una bella experiencia.

Esser dijo sentirse agradecida por la experiencia que tuvo junto a una familia que los auxilió en dicha población en un caserio de 4 viviendas. Añadió tras recibir la ayuda, “Estoy muy agradecida por haber caído en ese hueco”.

Esto a razón de conocer la familia que le tendió la mano a ella, a su hermano y su madre que  los arroparon en dicho sector. “La humildad tiene dos polos: lo verdadero y lo bello”, dijo a través de su cuenta de Instagram.

Iba manejando, eran como las 7pm exactamente en El Rosario que queda como a dos horas de Caracas. No pude ver un hueco enorme en el cual caí y el caucho del lado derecho se destruyo completamente, seguí un poco más hasta que el carro no dio más, no puedo negar que tenía mucho miedo ESTABA MUY OSCURO! Cuando finalmente pare, nos bajamos del carro y vimos el mal estado del caucho, habían como 4 casitas al rededor pero no había luz, en seguida llego un muchacho ofreciendo ayuda y pudimos cambiar el caucho. Le agradecimos a Isyael con unos chocolates y nos montamos en el carro para seguir nuestro camino. Eso no fue todo. El carro no prendía. Empezamos asustarnos y hasta llegamos a pensar que la situación podía ponerse peligrosa, pasaban carros y camiones a toda velocidad. Pasaron unos minutos y el carro seguía sin prender. No teníamos señal, estábamos incomunicados. Isyael volvió pero con su bebé en brazos, inmediatamente nos tranquilizamos. Tratamos de ver qué pasaba pero el carro seguía sin prender. Necesitaba ir al baño y fui a una casita como a 20 metros de donde estábamos accidentados sin poder ni siquiera prender las luces intermitentes. Cuando llegue a la casa a pedir prestado el baño, llegó la luz. La señora "Lourdes" empezó hablarme mientras hacía la sopa de sardina para la cena, se veía buenísima y todo olía a hogar. Volví a donde estaba el carro y nada que prendía. Los muchachos que estaban con nosotros nos decían lo peligroso que era por ahí. Ya mi hermano estaba todo lleno de grasa, mi mama algo preocupada. Me regrese a la casita con café y empezamos hablar, de todo un poco pero sobretodo de las plantas medicinales. Finalmente pudimos comunicarnos desde una esquinita para pedir una grúa. Ya todos estábamos más tranquilos. Teníamos una solución. Todo fue un susto. Pero lo más increíble de todo este susto fue conocer a esta HERMOSA familia que nos arropó con su humildad y cariño, nunca en mi vida podré olvidar esta noche tan particular y especial. Estoy muy agradecida por haber caído en ese hueco y llegar a conocer a la señora Lourdes, Isyael, Adrián, Andrea y su papá. "La humildad tiene dos polos: lo verdadero y lo bello". Ella es la Sra. Lourdes.

Una foto publicada por Irene Sofía💋 (@ireneesser) el

Síguenos por @800noticias