Inmigrantes marchan para protestar contra “narrativa de odio” de Trump | 800Noticias
800Noticias
Internacionales

EFE

Activistas hispanos iniciaron hoy en Chicago (Illinois) una marcha de 560 kilómetros hasta Cleveland (Ohio), donde el próximo mes se celebrará la Convención Nacional Republicana, para protestar por la “narrativa de odio” de Donald Trump y pedir un alto a las deportaciones de indocumentados.

“Vamos a la convención republicana para darle un mensaje a Donald Trump: Que no estamos tolerando la xenofobia y el racismo”, señaló el líder religioso José Landaverde en una rueda de prensa, poco antes de iniciar a mediodía un primer tramo de 19,2 kilómetros de la marcha, que les demandará en total 25 días.

El grupo de inmigrantes, que partieron desde el barrio hispano de Pilsen, tras recibir la bendición del religioso Martín Santellano, informó que el trayecto hasta Cleveland, en donde se celebrará la convención republicana entre el 18 y el 21 de julio, es para exigir “un respeto a los inmigrantes” y una reforma migratoria.

Durante la rueda de prensa, algunos activistas sacaron a colación los más de 300 inmigrantes detenidos en Illinois y otros estados aledaños el pasado fin de semana, y demandaron un alto a las deportaciones y a la separación familiar.

“Le queremos decir a los demócratas y a los republicanos que la atmósfera de miedo que están creando tiene serias consecuencias en el país”, advirtió Juan Soliz, un abogado que expresó su apoyo al grupo de caminantes, el cual concluirá el tramo de hoy en el barrio de South Chicago.

Para Soliz, tanto la Acción Diferida para jóvenes “soñadores”, como su equivalente para padres (DAPA), cuya ampliación e implementación respectivamente debe dirimir la Corte Suprema, son solo “soluciones parciales” y lo que realmente hace falta es un “cambio efectivo” de todas las leyes de inmigración.

“Deberíamos tener las manos abiertas a los inmigrantes y así honrar la Estatua de la Libertad”, reclamó Soliz.

La marcha que iniciaron hoy los inmigrantes tiene prevista 16 paradas en localidades de los estados de Illinois, Indiana y Ohio antes de llegar a Cleveland, ciudad en donde presumiblemente el polémico Donald Trump logrará la nominación republicana.

Eric Rodríguez, de la Unión Latina, una organización con sede en Chicago, lamentó la retórica contra los inmigrantes expresada por el magnate inmobiliario, algo que afirma no haber visto “en mucho tiempo”, e invocó recordar las “raíces inmigrantes de todos en esta nación”.

Tom Ward, de la iglesia católica Saint Leonard y que participó en la rueda de prensa, dijo que el grupo es consciente de que en Cleveland existe el riesgo de fricciones con simpatizantes del magnate inmobiliario, pero recordó que habrá mucha seguridad, “como nunca antes”.

“Nuestro grupo practica la no violencia, no más queremos estar ahí para hacer una declaración fuerte y clara que no toleramos el racismo,” dijo a Efe Ward, tras recordar recientes enfrentamientos entre simpatizantes y opositores a Trump, como ocurrió el pasado sábado en Phoenix (Arizona).

Al margen de ello, Landaverde expresó que el enemigo más serio que enfrentará el grupo será el riesgo de deshidratación a causa del calor, pero aseguró que se han preparado para ello.

Según pudo constatar Efe, los inmigrantes realizan la travesía con provisiones de agua, alimentos, cobijas, computadoras y utensilios de primeros auxilios, entre otros.

El grupo de inmigrantes parte el mismo día que se da a conocer una encuesta elaborada por la Universidad de Monmouth (Nueva Jersey) entre los pasados 15 y 19 de junio, y que refleja una ventaja de 7 puntos porcentuales de la oficiosa candidata demócrata, Hillary Clinton, sobre Trump, a menos de cinco meses de las elecciones presidenciales.

Con miras a “unir” al Partido Republicano y luchar contra Hillary Clinton en los comicios de noviembre, Donald Trump despidió hoy a su jefe de campaña, Corey Lewandowski, y busca introducir caras nuevas en su equipo, según informó un portavoz del magnate.

Síguenos por @800noticias